Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El avión Solar Impulse 2, alimentado por energía solar, aterrizó sin problemas la madrugada del sábado en la ciudad de Nueva York, su destino final de Estados Unidos en un viaje de más de un año de duración alrededor del mundo.

Sin querer perderse los lugares más destacados de la ciudad que nunca duerme, el piloto André Borschberg dio una vuelta rápida alrededor de New York Harbor y la estatua de la libertad antes de aterrirzar en el aeropuerto internacional JFK. El vuelo proveniente de Allentown, Pensilvania, tomó alrededor de 5 horas ser completado.

Los pilotos y aventureros suizos André Borschberg y Bertrand Piccard se dispusieron a dar la vuelta al mundo el año pasado en el avión sin utilizar combustible ni emisiones contaminantes. Los dos pilotos se alternan el control del avión durante el viaje.

Al avión viajó inicialmente desde San Francisco hasta Phoenix y después a Tulsa, Dayton, Ohio y Allentown antes del quinto y último vuelo en Estados Unidos con destino en Nueva York.

La travesía comenzó en marzo de 2015 en in Abu Dabi y después continuó con varios vuelos a lo largo de todo Asia antes de que Borschberg completara el vuelo en solitario más largo del mundo de cuatro días, 21 horas y 52 minutos desde Japón hasta Hawai en el verano del año pasado.

Sin embargo, ese largo vuelo dañó la batería del avión. Debido al tiempo necesario para la reparación y a la disminución de la luz del sol como resultado de los cambios de estación, los pilotos suspendieron su intento de completar el viaje en un solo año. El avión pasó el invierno en Hawai.

Además de los récords de aviación, los pilotos también quieren aumentar la conciencia sobre el cambio climático, mostrando lo que puede hacerse usando nada más que energía renovable.

Referencias: Solar Impulse, Engadget

Desde la Red…
Comentarios