Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

office-365-presentation


Microsoft es una empresa básicamente de software, aunque tenga algunos productos de hardware. Por años nos ha vendido su sistema operativo Windows, el cual ha cambiado poco a poco hasta convertirse en una nueva interfaz que supone -la empresa de las ventanas- será la interfaz gráfica dominante, y no sólo en las computadoras, sino en todos los dispositivos que usen una versión de eso que le han dado en llamar Windows 8.

Todos los programas de Microsoft, o la mayoría de ellos, se están actualizando para ser compatibles con la nueva interfaz gráfica y Office 2013 no es la excepción. El problema es que con esta nueva versión de la Suite informática de la empresa de las ventanas, ha cambiado la licencia de uso y hay malas noticias: no está a favor del usuario pues ahora, al instalar Office 2013, los programas se ligan de por vida a la máquina en donde fueron instalados.

¿Qué significa esto en términos reales? Quiere decir que si su computadora se quema o uno se hace de nuevo equipo, no se puede instalar ese Office 2013 en la nueva máquina. Lo que implicará comprar una nueva copia y ésta -de nuevo- se ligará de por vida a la computadora. Este cambio de licencia ha sido confirmado y por ende Office 2013 tiene algo parecido a la licencia OEM de Windows donde se permite al usuario una sola oportunidad de usar el software en una sola máquina.

En versiones anteriores de Office la historia era diferente. La suite estaba asociada a un “dispositivo licenciado” y sólo podía usarse en un solo dispositivo. Pero no había ninguna limitación si sed desinstalaba el Office y se instalaba entonces en otra computadora, lo cual era perfectamente legal. Ahora se ha quitado esa opción y esto es equivalente a encarecer el producto. Cabe decir que Office 2013 cuesta entre 140 y 400 dólares, dependiendo de la versión que se elija (Office Home & Student, Office Home & Business, u Office Professional), y en este caso de la versión 13, todas tienen el nuevo licenciamiento.

Una opción de la propia empresa de las ventanas es Office 365: en lugar de comprar el Office que se liga de por vida a una computadora, se puede uno suscribir a Office 365, el cual no se ata a ningún hardware y que puede ser usado en 5 PCs o 4 Macs en cualquier momento. Pero estas suscripciones no son para todos y eventualmente uno podría estar pagando aún más por el software.

En mi opinión, los nuevos términos de la licencia harán que más de uno busque alternativas a Office 2013 u Office 365. OpenOffice o la nueva versión 4 de LibreOffice son gratuitas ambas y actualmente compiten sin problemas con la suite de Microsoft. Igualmente, Google sigue ofreciendo el uso gratuito de Google Docs como una alternativa a Office. Pareciera que el gigante de Redmond con este licenciamiento está escupiendo al cielo. ¿O no?

Referencias:

Geek 

Desde la Red…
Comentarios