Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Conan O’Brien, presentador televisivo, comediante, escritor, productor, músico y actor, está intentando retar a Donald Trump visitando a México, ya que grabará un programa en el que se tomarán en cuenta las nuevas políticas del presidente estadounidense, junto con la colaboración de Diego Luna y Vicente Fox.

Hace algunas semanas, el conductor de Late Night prometió visitar a México con el fin de retar al presidente estadounidense después de sus amenazas de construir un muro fronterizo. Recientemente, O’Brien estuvo recorriendo las calles de la Ciudad de México por el Zócalo capitalino. Su objetivo es grabar un programa especial llamado Conan Without Borders: Made In Mexico (Conan Sin Fronteras. Hecho en México).

Su recorrido comenzó por la calle de Madero, cerca de la Torre Latinoamericana. Después, caminó frente al Palacio de Bellas Artes. Durante el transcurso, Conan estuvo platicando con diversos trabajadores de la zona para conocer más acerca de nuestra cultura, tales como taqueros, basureros y organilleros. Al respecto, el conductor cómico mencionó sentir asombro por las tradiciones mexicanas.

 

Mientras O’Brien se paseaba por las calles de la ciudad, mencionó que estaba pasando momentos fantásticos, conociendo a gente maravillosa. En la plancha del Zócalo, su equipo de grabación realizó algunas tomas para el programa. O’Brien aseguró que su programa será transmitido en Estados Unidos el 1 de marzo a través de la cadena televisiva TBS.

Aparentemente, algunas de las tomas serán grabadas en Televisa y al respecto, el conductor mencionó lo siguiente:

“Apenas llegué el miércoles, y me gustaría hacer un gran show para la gente mexicana. Quiero traer cosas positivas.

Como fue un camino largo, Conan O’Brien no pudo resistirse ante los encantos mexicanos y visitó al Hotel Zócalo Central para comer en el restaurante del sexto piso llamado Balcón del Zócalo Terraza, donde, por supuesto, disfrutó de unas enchiladas de mole y agua de jamaica.

La gente que ha estado alrededor de O’Brien ha hablado muy bien de él, es decir, el conductor no ha negado ninguna fotografía con el que sea que lo solicite y se detiene constantemente a hablar con las personas para conocer. Incluso comentó que nunca en su vida había recibido tantos abrazos, que de haber sabido jamás hubiera ido con un terapeuta.

Con todo el pretexto de Donald Trump, O’Brien estuvo cuestionando a los mexicanos si querían pagar por el muro. Por supuesto, todos dijeron que no. De igual manera, el presentador mencionó que Trump solamente ha estado tres semanas y media en el poder, y que aún es muy pronto para saber qué pasará. Sugirió a las personas que permanezcan positivas, sin preocupaciones.

Desde la Red…
Comentarios