Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

win10share
Microsoft hace pocos meses sacó a la luz pública Windows 10 y mediante una campaña agresiva de comunicación, puso prácticamente a todos los usuarios de su sistema operativo a que se actualizaran de forma gratuita. Yo lo hice. Tardó unas siete horas y que conste, era una máquina literalmente nueva. Más allá de eso parece funcionar bien. Pero ¿cómo ha sido la respuesta de los usuarios? ¿Cuánta gente se ha actualizado a esta nueva versión de Windows?

De acuerdo a las últimas estadísticas, Windows 10 está en un poco menos que el 8% de las máquinas de escritorio y da la impresión que Microsoft está desesperado porque la gente se actualice. Windows 10 es una actualización gratuita a partir de la versión 7. Si no se ha actualizado, probablemente tenga un mensaje como éste, molestándolo cada cierto tiempo:

windows10upgrade

Tal vez Microsoft esté buscando acelerar la migración con la idea de que quienes usan su sistema operativo de pronto se encuentren con algo universal, que se vea igual en una tablet o en el teléfono, que sea casi indistinguible para el usuario. Quizás por eso tanta insistencia. Sin embargo, muchos usuarios de la versión 7 son reticentes al cambio. La razón es que en el caso de Windows 8, los usuarios ven la versión 10 como una buena actualización, pero los usuarios de la versión 7 se encuentran cómodos en su interfaz gráfica que no les da problemas. Siendo así, ¿para qué cambiarse?

NetMarketShare pinta el siguiente escenario: Windows 10 tuvo un mercado global de 5.21% para finales de agosto, 6.63% para finales de septiembre y 7.94% para finales de octubre. StatCounter muestra que incluso Windows XP tiene un punto más porcentual que Windows 8.1 y si dejamos a Windows 10 solo, sigue atrás también. Windows 7 tiene un 56% del mercado y probablemente se mantendrá como el líder por mucho tiempo más.

¿Qué hace entonces Microsoft para apelar al cambio a Windows 10? ¿Cómo persuadir a los usuarios? Empieza por decir que la actualización es gratuita. Se pone como “actualización recomendada” en las máquinas con Windows 7 y se promete que si no les gusta a los usuarios, tienen 31 días para regresar todo a su versión anterior.

Claro que Windows 10 es gratis si se tiene una versión genuina de Windows 7 u 8/8.1. Sin embargo, Microsoft está haciendo la vida más fácil en Estados Unidos a los poseedores de Windows ilegalmente de forma que puedan obtener la versión 10 gratuita. Es una especie de experimento que si funciona, pondrán en otros países.

Referencias:

StatCounter 
NetMarketShare
i-programmer 

Desde la Red…
Comentarios