El novísimo sistema operativo de Microsoft, que ha sido reseñado, estudiado, analizado hasta el hartazgo ya, tiene -de acuerdo con el ingeniero principal de Nokia para los dispositivos WP7 y WP8- Justin Angel, una manera de piratear las aplicaciones. Las demostraciones, hechas casi a detalle, muestran cómo burlar la compra de la app, cómo remover los anuncios de la misma, entre otras acciones.

Los hacks no son triviales pero tampoco son demasiado complejos. Angel muestra cómo convertir una app de prueba en la versión completa y esto es asombrosamente simple. Es tan fácil como descargar una app de código abierto y cambiar el atributo XML de “Trial” a “Full”. Igualmente, un cambio rápido en el archivo XAML puede quitar los anuncios de la app. Brincarse la compra de la app es un poco más complicado y tiene que ver con hacer ingeniería en reversa de algunos DLL y el descifrar los archivos de la base de datos. Pero Angel muestra que es bastante fácil hacer esto.

Por ejemplo, el ingeniero de Nokia muestra cómo darse un millón de créditos en Soulcraft, un juego, que si quisiese comprar dichos créditos, tendría que haber gastado más de mil dólares. También mostró una forma de brincarse la compra de apps en WinJS (Metro/Javascript), a través de inyectar scripts al IE10 (el motor de render de las apps WinJs).

Es claro que la batalla entre los piratas y los que buscan proteger los intereses de los verdaderos creadores seguirá. Quizás más de uno piense que Microsoft no ha tomado en cuenta estas dificultades para evitar que se pirateén las apps de Windows 8, pero la verdad es que mucho antes de este sistema operativo, quienes se dedican a crackear estos programas y ponerlos disponibles en la red de forma ilegal, han estado haciendo esto siempre. Han hecho ingeniería en reversa de archivos, han desensamblado código de los programas ejecutables. Han trazado las líneas de acción de los programas para así quitarles su protección. No hay nada nuevo bajo el sol. Los crakers han hecho esto siempre.

Tal vez lo notable en este caso es que un ingeniero de software de Nokia venga a decirle a Microsoft, desde un página pública, de los problemas que les aqueja ya en su tienda virtual y en la manera en como funcionan las apps en Windows 8.

Referencias:

Hackeo de apps en Windows 8

Enlaces Patrocinados
Comentarios