Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Sabemos que la Inteligencia Artificial ha logrado avanzar a pasos agigantados, como si se tratara de cualquier película de ciencia ficción. A veces pensamos que aún estamos lejos de que la robótica domine al mundo, pero la realidad es que no falta mucho tiempo para que eso suceda.

Un aspecto interesante que vale la pena mencionar, es la sexualidad que se está viviendo con robots y asistentes virtuales. Hace algunos meses, un interesante estudio salió a relucir, pues en él se mencionó que gran parte de la población tiene fantasías sexuales con asistentes como Siri o Cortana por la cálida voz femenina que las caracteriza.

La muestra utilizada para el estudio fue basada en hombres jóvenes y de altos recursos económicos, con un rango de edad comprendido entre los 18 y 34 años de edad. El estudio también demostró que las personas que más utilizan a los asistentes virtuales son hombres, ya que, por lo general, sienten mayor conexión por la voz. El estudio sugirió que en la medida de que el desarrollo de Inteligencia Artificial fuera mejorando, las personas generarían grandes vínculos emocionales.

Ahora, sabemos que hay quienes también tienen fantasías sexuales con los robots, lo cual denota una clara decadencia en la humanidad, pues hay personas que prefieren evitarse problemas acercándose a otros seres humanos. Por supuesto, no estamos para juzgar, pero no podríamos hacer caso omiso a una situación que supone un parteaguas para nuestra sociedad.

La llegada de los robots y otras predicciones de Isaac Asimov que se han hecho realidad

El desarrollo de Inteligencia Artificial y su rápido avance está creando limbos legales que ahora el ser humano está en una constante lucha por corregir y evitar a marchas forzadas. Por muy aterrador que esto pudiera parecer, el hecho de que existan robots con forma humanoide, ha generado que algunos seres humanos se sientan encariñados con ellos.

En un futuro podríamos estar viendo que las leyes se modifiquen para que las personas puedan compartir sus bienes con robots, o, mejor dicho, vivir con ellos como pareja. Incluso ya existe la necesidad de evitar y prohibir la afectividad hacia las máquinas, pero los vínculos emocionales difícilmente se pueden evadir.

Hay industrias que fabrican robots con fines sexuales; incluso este sector ya factura en más de 15 mil millones de dólares. Sin embargo, no son muchas las empresas dedicadas a su desarrollo y tampoco están a la luz de todos, pero lo que debería cuestionarse no es tanto el hecho de saber quiénes fabrican robots sexuales, sino, más bien, quiénes son los que los adquieren.

Una organización llamada Foundation for Responsible Robotics elaboró un informe en el que propone que las autoridades tengan mayor conocimiento sobre dicho sector para conocer más sobre los perfiles de las instancias que desarrollan la Inteligencia Artificial y de las personas que lo consumen. Esto con el fin de que no existan usos indeseados como la fabricación de robots niños.

La polémica en cuanto a robots con formas infantiles no ha dejado de ser latente, pues hay quienes dicen que eso podría ser completamente ilegal, mientras que otros luchan para que no se regulen las leyes, pues, de esa manera, los niños reales no sufrirían las consecuencias de alguien que goce de tener relaciones sexuales con niños.

De igual modo, el informe considera algunas opciones para la utilización de robots sexuales como prostitutas de burdel, o simplemente como métodos terapéuticos para tratar a violadores o pedófilos. Pero, la doctora Kathleen Richardson, experta en robótica de la Universidad de Montfort va más allá del informe y critica el sexismo y discriminación de género que también practica la industria de robótica sexual.

Sin duda un tema delicado que nos pone a temblar. ¿Tú qué opinas? ¿Debería ser regulada esta industria?, ¿Consideras ilegal que existan robots con forma infantil? Comparte tus opiniones con nosotros.

Este sistema de inteligencia artificial puede simular cualquier voz humana

Referencia: Mindshare, BBC

Desde la Red…
Comentarios