Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

volcanes-tierra-primitiva

Investigadores de la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA) han encontrado pruebas de que la vida en nuestro planeta surgió hace al menos 4.100 millones de años, unos 300 millones de años antes de lo que se pensaba hasta ahora.

El descubrimiento indica, por tanto, que la vida pudo haber comenzado poco después de que el planeta se formase, hace unos 4.540 millones de años.

“Hace veinte años, esto habría sido una herejía. Ya que si ya costaba aceptar que la vida se hubiera iniciado hace 3.800 millones de años, ahora encontramos datos que pudo haber comenzado casi instantáneamente, lo que supondría que con los ingredientes adecuados, la vida emergería muy rápidamente”, dijo Mark Harrison, autor de la investigación.

Esta nueva investigación apunta a que ya existía vida antes del bombardeo masivo en el Sistema Solar que formó los grandes cráteres de la Luna hace 3.900 millones de años. “Si todos los signos de vida hubieran desaparecido durante el bombardeo, tal como argumentan algunos científicos, deberían haber reaparecido muy pronto”, afirma Patrick Boehnke, co-autor del estudio. Y es que los expertos han creído durante mucho tiempo que nuestro planeta era en sus inicios un desolador desierto.

“La Tierra primitiva no era ciertamente un planeta seco e infernal; no hemos encontrado en absoluto ninguna evidencia de ello. Probablemente, el planeta era entonces mucho más parecido a lo que es hoy de lo que se pensaba”.

8409882-13196220

Carbono en un circonio de 4.100 millones de años de antigüedad.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores, dirigidos por la especialista Elizabeth Bell, estudiaron más de 10.000 circones de Australia Occidental de 4.100 millones de años de antigüedad, y originalmente formados a partir de rocas fundidas o magma.

Los circones son minerales pesados ​​y duraderos que capturan y preservan su entorno inmediato, lo que significa que pueden servir como “cápsulas del tiempo”.

En total, de esas10.000 muestras, identificaron 656 circones que contenían manchas oscuras, 79 de las cuales analizaron usando una tecnología que se denomina espectroscopia Raman, y que muestra la estructura molecular y química de microorganismos antiguos, en tres dimensiones.

Uno de los circones contenía incluso grafito, o sea carbono, que es el elemento básico de la vida. Harrison, Bell y el resto del equipo están convencidos de que este circón de hace 4.100 millones de años tiene características (una franja específica entre carbono-12 y carbono-13) que indican la presencia de vida fotosintética.

Referencia: PNAS, UCLA

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios