Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

VIDEO: En volcanes activos, así entrenan en la Tierra para ir a Marte

Por varios años, en los terrenos más inhóspitos de Hawaii, circundantes a volcanes activos y con superficie rocosa y árida, así simulan como sería establecer un campamento terrestres en Marte.

HI-SEAS es un habitat interplanetario falso, localizado en un volcán activo de la gran isla de Hawaii. Desde 2013 y a la fecha, la Universidad de Hawaii opera misiones simuladas marcianas dentro de dicho habitat. Por meses, algunas personas podrían vivir dentro de HI-SEAS, recreando las condiciones que bien podrían experimentar durante la misión marciana. Esto implica conservar agua y los alimentos, y simular incluso el tiempo de espera de las comunicaciones entre “Marte” y “la Tierra”, que sería de alrededor de 30 minutos. Igualmente, no podrían salir al exterior sin llevar siempre un traje adecuado (como si fuesen astronautas).

FOTOS: Mas imágenes del lado oscuro de la Luna enviada por sonda china

La Universidad de Hawaii ha corrido ya cinco simulaciones exitosas con HI-SEAS. Sin embargo, en una sexta misión, ésta se canceló a principios del 2018 después que un miembro de la tripulación se lastimara tratando de encender un generador de respaldo. Ahora HI-SEAS está en un estado de transición. El propietario del habitat decidió reconfigurar la estructura pensando en la simulación de misiones a la Luna, después de que la NASA retomara la idea de enviar una vez más seres humanos a nuestro satélite natural. Sin embargo, es posible que HI-SEAS pueda seguir simulando misiones a Marte en el futuro, posiblemente tan pronto como el año 2020.

La realidad es que la idea de ir a Marte tiene un número enorme de dificultades técnicas, y si a estas añadimos la problemática humana de grupos que deben ser tolerantes, inteligentes, capaces de lidiar con situaciones extremas, el problema parece ser todavía más difícil de solucionar. Usando HI-SEAS como un simulador de lo que los seres humanos encontrarán en el planeta rojo es una interesante aproximación, aunque da la impresión de quedarse corta.

Pero algo es claro: la semilla de la idea ya está en el imaginario colectivo. Que el hombre irá a Marte quizás en unos diez años es algo que bien podría ser una realidad.

Comentarios