En China, la compañía Proview Technology ha demandado a Apple por su uso del nombre iPad. Las autoridades chinas incluso habían comenzado a retirar los productos de las tiendas de la manzanza. Pues ahora el país ha dicho que los productos iOS son demasiado populares como para bloquear su venta.

Básicamente las autoridades chinas tenían que elegir entre defender a una de sus propias compañías o defender a Apple, y han elegido a la última.

En una entrevista para Reuters, Proview ha declarado que las autoridades decidieron a favor de Apple sin importar lo que ellos quieren, ya que el iPhone y el iPad son muy populares en ese país.

El problema comenzó en 2010, cuando Apple reveló el iPad. La compañía de Cupertino demandó a Proview por usar el nombre de su marca, pero Proview respondió diciendo que ellos la registraron en el 2000, seis años antes de la fecha en la que Apple reclamó el nombre. Hace un año una corte rechazó las acusaciones de Apple, quienes buscan ahora una apelación. Por su parte Proview ha presentado peticiones para bloquear las importaciones y exportaciones de la famosa tableta. La semana pasada, comenzaron a retirar el producto de las tiendas.

Proview no podrá obtener que el iPad se deje de vender en China, pues esta compañía resulta muy importante en términos de empleos y ganancias para el país, sin embargo no se quedará con las manos vacías. Se calcula que Apple termine pagando a Proview por daños, una cantidad alrededor de los 1,600 millones de dólares.

Fuente: CNET

 

 

 

 

 

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios