Por primera vez en el mundo, seremos partícipes de los nuevos ascensores del futuro que se mueven en dirección vertical y horizontal con tecnología magnética, similar a la del tren bala. Se trata del edificio East Side Tower de Berlín, pionero que incluirá dicha técnica aplicada.

La compañía alemana ThyssenKrupp es quien está detrás de esta nueva tecnología que se implementará a partir del año 2020 con el fin de revolucionar la concepción de los edificios con sus ascensores MULTI. Hace algunas semanas, la empresa presentó a sus elevadores de última generación para rascacielos, los cuales fueron motivo de duda ante muchos expertos e ingenieros por su alto coste.

Se cree que el desarrollo de un ascensor de tal índole podría oscilar entre medio y un millón de euros (600 mil – 1.2 millones dólares). Por supuesto, este innovador elevador destacaría por originalidad, pero podría tardar en llevarse a cabo. De acuerdo con ThyssenKrupp, MULTI ya cuenta con su primer cliente, la inmobiliaria OVG Real Estate para construir el East Side Tower.

Escala edificio en México sin más equipo que una cámara

Este nuevo edificio que incluirá el elevador MULTI, se está construyendo a 3.7 mil metros cuadrados junto al pabellón deportivo Mercedes-Benz Arena y estará destinado a oficinas. Cabe destacar que este nuevo ascensor funcionará sin cables. Para probarlo, se mostró en una torre de pruebas de 246 metros de altura de la localidad alemana de Rottweil.

Andreas Schierenbeck, Ejecutivo de MULTI comentó lo siguiente ante 200 representantes de la industria de la construcción del consejero delegado de Thyssenkrupp:

“La era del ascensor dominado por un cable ha llegado a su fin, 160 años después de su nacimiento, y los edificios podrán ahora evolucionar, alcanzar nuevas alturas, formas y propósitos. El nuevo ascensor, al no estar anclado al techo de los edificios por gruesos cables de acero, hace posible que en lugar de ir una única cabina por eje moviéndose hacia arriba y abajo, puedan ir varias que funcionen en bucle.”

Para comprender mejor el funcionamiento, es importante mencionar que este elevador es como si fuese una línea de metro dentro de un edificio. Al haber más cabinas en un mismo hueco, se conseguirá elevar la capacidad de tráfico con el fin de que la gente llegue más rápido a su destino.

El botón de cerrar la puerta en el elevador no sirve para nada

Ante este innovador desarrollo, ThyssenKrupp ha invertido 41 millones de euros para construir el ascensor del futuro en su torre I+D sobre la ciudad alemana de Rottweil. Afortunadamente, pronto podríamos presenciar esta nueva patente que está prevista para ser oficial el año 2020. Así, estaremos viendo una nueva generación de rascacielos inteligentes.

Enlaces Patrocinados
Comentarios