Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En pleno 2018, se creería que todas las empresas mostrarían su total apoyo a ciertos sectores de la sociedad que son discriminados, tal como es la comunidad LGBTQ, pero resulta que no es así, ya que el reciente caso con Apple demuestra lo contrario.

Es conocido que la empresa ha lanzado varios dispositivos que pueden ser personalizados por los mismos usuarios para que reflejen su personalidad, por ello es que crearon varias imágenes que pueden utilizarse, entre ellas se encuentra una que celebra la diversidad sexual para conmemorar el 40 aniversario desde que surgió la lucha por los derechos igualitarios.

La imagen constaba de la icónica bandera arcoíris, algo sencillo pero sumamente representativo, que podía ser usada en los Apple Watch de todo el mundo como carátula, algo inofensivo, a menos que se viva en Rusia donde la homosexualidad está mal vista, al grado que existe una Ley Contra la Propaganda Social.

De acuerdo a ello, es como se prohibió que dicha imagen estuviera presente en el país o si se hace pensar que se está ahí, porque si se cambia la configuración de la ubicación geográfica y horario, como lo hace el siguiente usuario, no se encontrará porque se ha borrado de la galería de opciones.

Esta situación ha causado gran controversia en las redes sociales, como Reddit y Twitter, donde los usuarios han manifestado su enojo y molestia no sólo con el país gobernado por Vladimir Putin, sino también con la compañía al permitir que este hecho se llevara a cabo, dejando de lado la idea de la diversidad sexual que tanto ha luchado por verse como una situación natural.

La UE ve con buenos ojos la compra de Apple hacia Shazam

A pesar de estos comentarios negativos, ni Apple ni el gobierno de la fría nación han salido a emitir algún comunicado o declaración sobre estos sucesos, que han servido para demostrar lo maleables que pueden ser las marcas para seguir estando presente en el mercado de ciertas regiones.

Comentarios