Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Apple Francia

El personal de las tiendas francesas de Apple, a través del sindicato minoritario SUD, convocó a una huelga para mañana viernes 21 de septiembre, día en que el nuevo iPhone 5 sale al mercado. El motivo es que los trabajadores pidieron un aumento salarial que no les ha sido concedido.

Las consecuencias para la marca en ese país de que sus tiendas no abran o el personal no se presente podrían ser millonarias, sobre todo por tratarse de uno de los días con más ventas en el año. Sin embargo, no es la primera vez que un paro laboral afecta la salida de una generación de estos dispositivos, pues cuando se presentó el iPhone 4S hubo huelga en la Apple Store de Roma, en Italia.

En la actualidad, los empleados ganan 1260 euros, lo que sería unos 20 mil pesos mexicanos, suena a mucho dinero, pero se deben considerar factores como el poder adquisitivo de un euro en ciudades como París. También reciben al año un mes extra de vales para restaurantes; sin embargo, no es suficiente para mantener un nivel de vida.

Conforme el conflicto avanzó, los empleados de las Apple Store comenzaron a usar brazaletes verdes con la palabra ‘believe‘ (cree) como el que se ve en la imagen de este post.

Cidre (CFTC), otro de los sindicatos que representa a los empleados de Apple, le dijo a Le Monde.fr que las partes no han logrado llegar a un acuerdo, aunque ellos han apostado por mantener el 13º mes de vales.

Según ellos, la postura ante la huelga depende del nivel de vida de la zona en que se encuentre la Apple Store, por ejemplo, los empleados del norte de Francia (Lyon y París) están a favor de la huelga, mientras que en el sur están felices de haber obtenido el mes extra de vales.

SUD, el sindicato que llamó a huelga para mañana, representa al 25% de los empleados, mientras que la posición de Cidre (CFTC) todavía no está definida.

Referencias: Le Monde.fr y Macworld

Desde la Red…
Comentarios