Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Este mes terminó el ‘maintenance release’ de Python 2

En una encuesta realizada a principios de 2020, parecía que los programadores y desarrolladores no estaban listos para despedirse. Sin embargo, oficialmente llegó el momento de hacerlo.

Python 2 está oficialmente muerto. Su ciclo de vida finalizó el primer mes de este 2020. Sin embargo, permanecía un «maintenance release«, Python 2.17.8, cuyo fin sería en abril de este año.

En enero y febrero de 2020, parecía que los que aún utilizaban Python 2 no estaban listos para deshacerse del mismo.

Active State, la empresa canadiense de software que siguió soportado la distribución del lenguaje, así como algunos servicios extras, hicieron en su momento una encuesta para entender el impacto del final del ciclo de vida de Python 2 y descubrió cosas interesantes.

Resultados de la encuesta

La encuesta atrajo a unos 1252 personas que respondieron, con un 84% identificado como «codificador» (o programador), sin importar su función en donde trabajara.

De hecho, el 60% de los que contestaron seleccionaron la categoría de Desarrollador/Programador, en donde el contingente más grande fue el de Desarrollador/Administrador de ingeniería (7.80%), seguido de DevOps (6.11%).

Las respuestas mostraron que los encuestados se encontraban en un 39.84% en Norte América, con 6,61% de Latinoamérica.

La primera pregunta clave fue ¿Cuántas apps de las que has escrito son Python 2? Una tercera parte de los que contestaron (67%), reveló que poco menos de la mitad de sus programas siguen siendo Python 2 y por ende, hoy sin soporte.

Sin embargo, esto reflejó un hecho interesante: que ya muchas empresas están migrando a Python 3, y en consecuencia, las apps escritas en Python 2 para llevarlas a Python 3 ya se está haciendo.

También se preguntó: ¿Tu organización ha pensado o tiene algún plan para el final del ciclo de vida de Python 2? Casi la mitad dijo que no tenían ningún plan y el resto no estaba seguro.

Preguntándoles sobre qué harían las organizaciones con las apps en Python 2, dos tercios de los que respondieron eligieron la migración a Python 3, mientras que muchos de ellos ya lo habían hecho.

En el otro extremo, un 5% decidió mantener sus apps en Python 2 y el 2% dijo que abandonaría Python para re-escribir sus programas en otro lenguaje. Solamente un 1% había pensado en comprar soporte comercial y el 7% tenía planeado soportar las apps de Python 2 por ellos mismos.

Es claro que la evolución en el software siempre tiene un problema, el cargar con lo anterior para seguirlo apoyando. Esto, desde luego, no es privativo de Python, sino que ocurre con apps, sistemas operativos y prácticamente todos los lenguajes.

Comenta en redes sociales