Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

VIDEO: así es como Tesla destroza sus vehículos por tu seguridad

La empresa ha publicado un video de su ‘Crash Lab’ y las severas pruebas con las que velan por tu seguridad.

Tesla es una de las empresas automotrices más destacadas de los últimos años, y una de las grandes virtudes de sus vehículos está en la seguridad, pues el Tesla Model 3 ha sido calificado como el auto más seguro del mundo por distintas organizaciones internacionales como la IIHS, la NHTSA, a la NCAP europea y la NCAP australiana

Sin embargo, hasta el día de hoy era un secreto el cómo Tesla realizaba las pruebas de seguridad de sus vehículos. Y es que la empresa ha publicado un video de su ‘crash lab’, que es el laboratorio donde destroza sus vehículos para mejorar la seguridad de los usuarios en caso de un accidente. 

Destruyendo un Tesla en segundos

Las pruebas de choques de Tesla se realizan en Fremont, California, que es justamente donde se ubica su famosa Gigafactory, y es uno de los laboratorios de pruebas de choques más completos e interesantes de la actualidad.

Alguien abrió el motor de su Tesla para que tú lo veas en video

Tesla cuenta con ingenieros que analizan los choques de los vehículos todos los días, cuentan con maquinaría de última generación para evaluar cada tipo de choque, y también realizan constantemente pruebas virtuales para simular choques desde distintos ángulos y evaluar los riesgos para el conductor y los acompañantes, mejorando así la seguridad de los vehículos. 

En el video queda demostrado que Tesla analiza incluso qué es lo que sucede si el vehículo quedó volcado ante un accidente, de esta forma pueden hacer cambios en el diseño o implementar nuevos sistemas de seguridad. 

Para las pruebas Tesla utiliza un sistema de dos motores de la versión más poderosa del Model S, por lo que hablamos de que se usa un sistema eléctrico para no alterar los resultados en comparación con un choque real. 

La seguridad es prioridad para Tesla 

El equipo que trabaja en el ‘cras lab’ de Tesla deja claro que la seguridad de los usuarios es primordial para la compañía, y por esta razón el diseño de las bolsas de aire está pensado para envolver a los ocupantes del habitáculo y que estos no toquen en ningún momento la superficie del coche. 

VIDEO: Jugó Smash Bros en Nintendo Switch mientras su Tesla conducía en modo automático

Asimismo, la estructura del vehículo está reforzada para evitar que un accidente destruya las baterías del vehículo, situación que podría ocasionar una explosión inminente. Además, este refuerzo extra ayuda a que los ocupantes salgan menos lastimados en caso de un accidente.