Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hoy tenemos sistemas verdaderamente poderosos. Muchos de ellos usan cantidades masivas de memoria, o quizá todos los posibles recursos de disco duro que tengamos disponibles. Igualmente, la velocidad de los equipos ha mejorado sustancialmente y podemos hacernos sin muchos problemas de máquinas de 1.2 GHz, lo cual no es una velocidad de proceso despreciable. Pero hubo una época en donde los programadores tenían que usar equipos que corrían a 1 MHz (es decir, mil veces más lentos que los procesadores actuales), o bien, tener solamente unos 48 KB para correr programas. Y estas limitaciones propias del momento histórico, hicieron que muchos programadores hiciesen maravillas literalmente con los recursos con los que se contaban.

Uno de estos programadores es Dan Gorlin, el cual se dio a conocer en el mundo de la programación de videojuegos en 1982 gracias a uno de sus programas más exitosos: Choplifter. Hoy en día se dedica a enseñar y a interpretar danzas africanas con tambores. Tiene una organización denominada Alokli African Dance, la cual dirige desde 1985.

Gorlin entró al desarrollo de videojuegos por accidente. Cuando vivía en Los Ángeles trabajaba para la Corporación Rand en Inteligencia Artificial. En ese entonces tomó prestada una computadora Apple II de su abuelo. En ese entonces quería vender su casa y pasó seis meses en ello. Como se aburría, decidió escribir un programa en donde se usaran helicópteros, máquinas a las que les tenía cierta afinidad. Un chico del área donde vivía le sugirió a Gorlin que pusiese algunos hombres, los cuales eran recogidos por el helicóptero, como ocurría en el popular programa Defender. Gorlin trabajó por seis meses y logró su primer gran éxito en los videojuegos para la Apple II.

El siguiente juego de Gorlin, Airheat, le llevó tres años completarlo y el siguiente, Typhoon Thompson, se desarrolló en aproximadamente dos años. Sin embargo, Gorlin admite que estos dos juegos se traslapaban en su desarrollo. Tardaba mucho en el desarrollo de sus videojuegos porque iniciaba otros productos en el camino, como un juego al que llamó Black Hole y otro llamado Seaplane. Sin embargo, ambos juegos resultaron demasiado ambiciosos y fueron abandonados eventualmente, aunque muchas de las herramientas que programó para ayudarse en el desarrollo siguen subsistiendo.

Gorlin entonces se convirtió en un desarrollador independiente que trabajaba de manera informal con Broderbund, la empresa que le publicó su primer juego. Siendo así el programador no sentía ninguna presión y muchas ideas sobre juegos o desarrollos se perdieron por falta de seguimiento o interés. El propio Gorlin dice que si hubiese trabajado en un corporativo, probablemente nunca habría tenido la oportunidad de desarrollar con libertad sus ideas.

Cuando la Apple II se volvió obsoleta, Gorlin decidió esperar a ver cuál sería el sucesor. Pensaba que la Mac o la Amiga serían las máquinas candidatas ideales, pero se decepcionó porque esto no ocurrió. Entonces echó un vistazo a MS-DOS pero lamentó las horribles limitaciones de hardware, aunque claramente ya la PC naciente era más poderosa que la Apple II. Entonces Gorlin decidió esperar y decidió continuar en la música y cultura africana, lo cual hace desde 1972.

En 1995 Dan Gorlin retomó su interés por los videojuegos ya en máquinas con Windows 95, DirectX y C++. Se convirtió en el director de desarrollo de software para Gravity, en San Francisco, California. Buscó hacer un equipo de desarrollo pero no está claro qué logros obtuvo en este trabajo. En el 2011 Gorlin fue consultor de Choplifter HD y aparentemente piensa incursionar en la plataforma Android también para desarrollar videojuegos.

Referencias: Dan Gorlin (Wikipedia)Entrevista a Dan Gorlin 

Desde la Red…
Comentarios