Si eres fan de Pokémon, ya te habrás dado cuenta de que muchos de los monstruos que aparecen en la franquicia están inspirados en varios animales. ¿Pero sabías que en realidad muchos de ellos sí existen en la vida real y que son prácticamente idénticos?

Es por ello que nos dimos a la tarea de hacer un buscar varias de estar criaturas, las cuales ya no podrás ver de la misma forma la próxima vez sin pensar en su gemelo de la vida real.

Poliwag

Por su apariencia, de inmediato uno asocia a Poliwag con los renacuajos. Y efectivamente, ese Pokémon está basado en estos anfibios, pero para ser más precisos, de una especie de renacuajos traslúcidos que viven en Costa Rica y que, al igual que Poliwag y sus evoluciones, también cuentan con una espiral que se puede apreciar en su estómago, la cual en realidad representa sus intestinos.

Caterpie

El nombre de Caterpie proviene de caterpillar, que significa oruga en inglés. Este Pokémon del tipo insecto está basado en la oruga del género papilio caterpilar. Un dato curioso es que lo que parecen antenas de color naranja en la parte frontal lleva por nombre osmeterium, un órgano carnoso que emite compuestos olorosos para disuadir depredadores y parásitos.

Victreebel

Victreebel, ese Pokémon genuinamente terrorífico, en realidad está basado en una nepenthes, también conocida como planta de jarra. Principalmente se encuentra en China, Indonesia, Malasia y Filipinas, y segrega un dulce néctar en su parte superior que atrae insectos y pequeños animales, que caen dentro, donde los líquidos digestivos de ésta se encargan de descomponerlos y así alimentarse.

Sandslash

Uno de los Pokémon que es muy fácil de olvidar es Sandslash y este monstruo en realidad es idéntico a los pangolines, también conocidos como manis. Se encuentran en las zonas tropicales de Asia y de África y se caracterizan por tener pabellones auditivos externos y escamas debajo de la cola. Cuando se ven amenazados se enrollan como una bola, convirtiéndose en una armadura con sus escamas hacia afuera.

Magikarp

Magikarp es probablemente el Pokémon más inútil de todos, ya que sólo sabe salpicar, pero en la vida real es más que sólo eso. Este monstruo está basado en el pez de roca amarillo, que habita las aguas de los océanos Índico y Pacífico. Sus glándulas tienen neurotoxinas en la base de sus aciculares espinas de la aleta dorsal las cuales emite cuando se siente amenazado o se altera. La cantidad de veneno inyectado, por lo general, es directamente proporcional a la presión aplicada sobre el mismo por un objeto externo.

Drowzee

Drowzee está basado en el tapir malayo, un mamífero de la familia de los tapíridos que habita en las selvas de Sumatra y la península de Malaca. Su cuerpo se asemeja al de los cerdos y su trompa es parecida a la de los elefantes; mide entre 2 y 2.5 metros y pesa entre 250 y 320 kilogramos. Sus ojos tienen forma ovalada y poseen escaso movimiento, por lo que deben girar la cabeza para cambiar el ángulo de visión.

Vileplume

Vileplume está basado en la rafflesia arnoldii, una planta parásita que se encuentra en los bosques húmedos de Indonesia. Su tamaño es tal que es la segunda planta más grande del mundo, llegando a medir sus flores hasta 1 metro de diámetro y pesar hasta 11 kilogramos. Éstas emiten un olor fétido, similar al de la carne en estado de descomposición.

¿Qué otros Pokémon conoces que estén basados en animales o plantas de la vida real?

Referencias: Dorkly, Amazetify

Enlaces Patrocinados
Comentarios