Pocos juegos han necesitado una actualización HD más que The Legend of Zelda: Twilight Princess. La ahora entrega de diez años de antigüedad siempre ha sido maldecida por haber sido lanzada como un título de lanzamiento de Wii, lo que hizo que los que lo experimentaron se acuerden más de lo horrible que era jugarlo con los controles de movimiento que lo que es en realidad. Sí, el título también salió en GameCube, pero fueron menos las personas que probaron esta versión.

Con el paso de los años, he tenido opiniones variadas de Twilight Princess, pero al final del día siempre concluyo que el juego es decente, sin llegar a ser excepcional. Tiene sus momentos de brillantez, pero está lastrado por un exceso de relleno y acaba siendo eclipsado por Ocarina of Time. Pero quizás su principal problema es su ritmo, algo que comparte bastante con su sucesor, Skyward Sword.

Esta queja no es nueva. Twilight Princess siempre ha recibido fuertes críticas por su lenta introducción a lo largo de todos los años y, después de jugarlo de nuevo después de mucho tiempo, puedo decir que, en efecto, se las merece. El juego abre soporíferamente, con Link teniendo que hacerse cargo de las cabras en su rancho mientras monta en Epona, al mismo tiempo que ejecuta labores de pesca y rescata a aldeanos caprichosos antes de finalmente poder entrar al Twilight Realm, un mundo de sombras que se ha apoderado de Hyrule.

En este reino, Link es transformado en lobo y su única ayuda es una criatura llamada Midna, quien le ofrece la posibilidad de escapar, siempre y cuando le ayude con algunos favores. Una gran parte de la primera mitad del juego se enfoca en devolver a Hyrule a la normalidad mientras desentrañamos el origen del Twilight Realm y su gobernante, pero al final, Midna se lleva las palmas, más allá de la historia de trasfondo, ya que contrasta perfectamente con el heroísmo sencillo de Link. Además, resulta ser una mejor asistente que Navi de Ocarina of Time, gracias a sus diálogos sarcásticos.

Desde un punto de vista visual, el Twilight Realm es tanto una fortaleza como una debilidad en Twilight Princess HD. Su frialdad necesaria está en marcado contraste con los cielos soleados y los mares azules de Wind Waker, lo que significa que no resalta tanto en alta definición como su predecesor estilizado. En su lugar, los monstruos de este reino oscuro nos recuerdan mucho a los de la película Princess Mononoke y la propia Midna también parece sacada de un filme de Studio Ghibli, además de que el juego en general tiene su sentido más claro de identidad cuando Link se convierte en lobo.

También es importante mencionar que varias de las partes débiles de Twilight Princess se encuentran dentro del Twilight Realm. Una de ellas es cuando, transformado en lobo, Link tiene que descubrir insectos luminosos dispersos a través de cada zona, muchos de los cuales están ocultos en lugares de difícil acceso. Hay algunos acertijos decentes para resolver aquí y el ambiente sin lugar a dudas es espeluznante, pero al momento de tener que hacer esto por tercera vez, te dan ganas de aventar el juego a lo lejos con tal de ya no saber más al respecto. Afortunadamente, Twilight Princess eventualmente elimina esta estructura, la cual se siente muy de relleno.

Una vez que Link consigue la Master Sword, el título comienza a tomar mejor forma, teniendo como resultado algunos de los mejores calabozos de la serie. Por ejemplo, Snowpeak Ruins resulta ser una grata sorpresa de varias maneras, mientras que Arbiter’s Grounds también termina siendo similarmente excelente, a pesar de que el ítem que consigues en él es totalmente inútil fuera del calabozo, algo común que sucede en toda la serie y que siempre ha sido fuertemente criticado.

Las comparaciones con Ocarina of Time son inevitables. Al igual que este juego, Twilight Princess se lleva a cabo en Hyrule y en locaciones conocidas como Kakariko Village y Lake Hylia; incluso algunos de sus templos nos recuerdan mucho al juego de N64. Sin embargo, la mayor diferencia entre ambos, además del Twilight Realm, es que Twilight Princess se esfuerza por ser más grande y épico. Su sistema de combate es más elaborado, ya que cuenta con hasta siete habilidades ocultas listas para aprenderse, además de que tiene un mayor peso en sus videos cinemáticos; de hecho, algunas escenas se sienten como si estuvieras dentro de una película de The Lord of the Rings.

En conjunto, es evidente que Twilight Princess fue diseñado en respuesta a las críticas hacia Wind Waker sobre su corta duración. Y es que para poder entrar a un calabozo es necesario completar varias pequeñas misiones de forma previa, con un montón de exploración en el medio. En su mejor momento, se siente como la épica aventura que se propuso ser, con momentos como la batalla con el King Bulbin en el puente siendo uno de los mejores, pero en el otro extremo, se siente como si Nintendo metiera calabozos de relleno, como el Temple of Time, para evitar que la gente su quejara de su duración. Es cierto que es un equilibrio difícil de lograr, pero termina haciendo un daño real al ritmo del juego.

Debido a esto, tengo sentimientos mezclados en relación a Twilight Princess. El título te hace apreciar qué tan bien diseñado y balanceado está Ocarina of Time, así como el sentimiento claro de identidad de Wind Waker y el atrevimiento de jugar con la estructura de la franquicia de Majora’s Mask.

Twilight Princess tiene su escala a su favor, así como algunos calabozos realmente excelentes, pero se siente incoherente y demasiado dependiente de la fundación creada por Ocarina of Time. Al final, me veo obligado a concluir que se trata de uno de los juegos de The Legend of Zelda más débiles y que incluso fue creado simplemente para complacer a aquellos que no les gustó el estilo gráfico de Wind Waker.

Habiendo dicho eso, aún así estoy feliz de que esta versión HD exista. No es una revisión completa como lo fue Wind Waker HD, pero Nintendo ha hecho un buen trabajo con la remasterización, con los personajes en particular siendo mejorados claramente, esto debido a que las texturas fueron rehechas, aunque los modelos siguen siendo los mismos de hace 10 años, por lo que a veces lucen muy poligonales. En el caso de los escenarios, unos se ven bastante monótonos y simples, mientras que otras áreas, como Ordon Woods, son muy llamativas a la vista.

En cuanto al nuevo contenido, éste es un poco más escaso y se limita principalmente al uso de Amiibos. La adición más notable llega por medio de la figura de Wolf Link, incluida con el juego, con la cual es posible desbloquear la Cave of Shadow, una cueva de oleadas infinitas de enemigos que pone a prueba nuestra habilidad con el control.

Sin embargo, desde una perspectiva de gameplay, el Amiibo de Ganon es el más interesante, ya que con él, el daño que nos causan los enemigos se incrementa al doble, perfecto para aquellos que creen que el juego es muy fácil. En cuanto al resto de los cambios, estos se reducen a pequeñas cosas como que ahora sólo se necesitan recolectar 12 Tears of Light en lugar de 16, que la bolsa de rupias de Link es más grande y que a lo largo de la aventura es posible encontrar sellos para usar en Miiverse.

Pero más importante que los gráficos o el contenido extra, es la disponibilidad. Con la versión de Gamecube de Twilight Princess siendo rara de conseguir, se agradece que Twilight Princess HD esté basada justamente en esta edición y que se haya olvidado casi por completo de los controles de movimiento, ya que lo único que queda de ellos es la posibilidad de apuntar usando el giroscopio del GamePad, algo que puedes desactivar en cualquier momento del juego.

También es importante resaltar que, al ponerlo en Español, los nombres de los personajes cambian, al igual que sucedió con Skyward Sword, por lo que si quieres tener una experiencia lo más parecida a la original, te recomiendo cambies el idioma de tu Wii U a Inglés.

Después de una década de su lanzamiento original, es innegable que Twilight Princess ha perdido parte de su atractivo original, el cual era básicamente convertirse en una mejor versión que Ocarina of Time. Sin embargo, sus calabozos elaborados le han ayudado a sobrevivir a través de los años y a pesar de que este relanzamiento en alta definición quizás no haga mucho por su reputación a largo plazo, logra que al menos sea placentero revisitar el mundo de Hyrule que el juego original nos propone.

Enlaces Patrocinados
Comentarios