Cuando pensamos en videojuegos, muy pocos de nosotros realmente vemos que detrás de este pasatiempo también existe una industria que se rige de la misma manera que todas las demás. En esta ocasión, en las vísperas del lanzamiento de Marvel vs. Capcom Origins, la compilación que reúne los supuestos orígenes de esta popular franquicia de Crossover entre los personajes de Marvel con los de Capcom, les presentamos la misteriosa historia de dos de los juegos que debieron haber estado en esta colección pero que no aparecieron por ningún lado.

En el post anterior sobre el anuncio de Marvel vs. Capcom Origins notamos que en esta ‘gran’ compilación faltaban un par de juegos. Si recordamos bien, en el anuncio sólo se incluyeron los títulos Marvel Super Heroes (un juego que no incluye personaje alguno de capcom) y Marvel vs. Capcom, primer capítulo de esta franquicia de crossovers) No obstante, parece que juegos como X-Men vs. Street Fighter (primer crossover oficial entre Marvel y Capcom) o Marvel Super Heroes vs. Street Fighter, su secuela, no hicieron su aparición en esta colección, ¿por qué?

Para explicar de esto, tenemos que hablar de derechos de autor. Parece ser que Activision cuenta con los derechos sobre la aparición de los X-Men en videojuegos. Debido a que allá por 1996 Capcom tenía una licencia para usar a los hombres X en sus videojuegos, este estudio tenía la posibilidad de lanzar juegos con la mayoría de sus personajes. Sin embargo, el tiempo pasó y Activision adquirió los derechos en algún momento del siglo XXI, por lo que se le prohibió a Capcom capitalizar el nombre ‘X-Men’ sin permiso de Activision, incluso si Capcom aún posee los derechos de el juego en cuestión.Es por eso que Marvel vs. Capcom Origins no cuenta con X-Men vs. Street Fighter entre los juegos incluídos.

Resulta irónico como Capcom aún puede usar personajes icónicos de los X-Men en sus juegos como Wolverine, Magneto, Gambit y Cicplops, pero se le tiene prohibido usar el nombre ‘X-Men’. Los derechos de autor es un concepto fascinante.

Por otro lado, tenemos otro de los capítulos de los crossovers entre la compañía editorial de novelas gráficas y los estudios japoneses: Marvel Super Heroes vs. Street Fighter, la secuela oficial de X-men vs. Street Fighter. En este caso, la ausencia de este juego en la colección anunciada hace un par de días no se debe a problemáticas legales, sino a que Capcom decidió que este juego era el capítulo más débil de la saga y que no valía la pena incluirlo en el disco.

Dicho esto, ahí tienen la razón de por qué dos capítulos de esta serie de franquicia no fueron incluidos en Marvel vs. Capcom Origins, la compilación más incompleta jamás creada.

Referencias: Destructoid y Sven

Enlaces Patrocinados
Comentarios