Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Juega gratis miles de títulos clásicos de NES, SNES y Game Boy

¡Justo en la nostalgia! Perfecto para este encierro

En estos días de encierro por coronavirus hay dos posibilidades en materia de videojuegos: Que ya te hayas peinado una buena parte de la librería de juegos de tus consolas contemporáneas y que aún así tengas ganas de más, o que no tengas ni una consola y por ello estás llegando a la triste realidad de que tuviste que haber invertido en una hace tiempo.

Cualquiera que sea el supuesto en el que te ubiques, tenemos buenas noticias para ti.

Nesbox es una plataforma en línea que emula juegos de Nintendo Entertainment System (NES), Super Nintendo Entertainment System (SNES), Sega Genesis y Game Boy (incluida la familia Advance). No necesitas instalar nada para disfrutarla y lo único que necesitas es una computadora, acceso a Internet y una cuenta de OneDrive.

El emulador carga archivos ROM que ya tengas guardados en la cuenta de OneDrive.

Eso quiere decir que antes deberás darte un paseo por aquellos sitios especializados en ofrecer ROMs de juegos clásicos, como NES Files y No Intro, descargarlos, almacenarlos en OneDrive y posteriormente llegar a Nesbox.

Una vez que hayas cumplido con este paso previo, entra al sitio web de Nesbox y ahí mismo verás una ventana que te invitará a dar clic para comenzar la experiencia, todo dentro del mismo navegador.

Después, Nesbox te abrirá un menú para que selecciones entre abrir archivos desde OneDrive o personalizar las teclas, así que nuestra sugerencia es que primero acomodes los botones como mejor te funcione y que luego selecciones un archivo ROM.

Considera que los archivos compatibles con esta plataforma son .nes, .smc, .sfc, .gen, .smd, .mb, .bin, .gba, .gbc, y .gb.

Además, Nesbox te da la posibilidad de salvar la partida (lo que es de gran ayuda para aquellos títulos que no cuentan con esa característica) y de jugar en multijugador local con dos controles.

¿Qué haces leyendo todavía? ¡Ponte a jugar!

Comenta en redes sociales