Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un par de empleados que realizaban una investigación de campo para la producción más reciente de los estudios Bohemia Interactive fueron detenidos por soldados en la isla de Lemnos, Grecia bajo cargos de espionaje. Al parecer, los dos empleados se encontraban tomando sospechosas fotografías del área y la base militar con el fin de proporcionar la mayor cantidad de detalle al shooter táctico de Bohemia, Arma III.

El argumento de Arma III se basa en un conflicto armado llevado a cabo en la isla de Lemnos. Es por esto que un par de empleados de los estudios responsables de este título fueron enviados para tomar ‘inocentes’ fotografías de la isla y la base militar que allí está enclavada con el fin de otorgarle mayor credibilidad al juego; sin embargo, los militares locales no tardaron mucho en comenzar a sospechar de las actividades de estos extranjeros, por lo que decidieron aprehenderlos bajo cargos de supuestas conspiración y espionaje.

Lemnos es una de las islas más grandes de Grecia. Allí se encuentra una base militar de alto perfil que simplemente no puede tolerar que nadie —mucho menos extranjeros— anden por ahí tomando fotos.

El pretexto de ambos empleados fue el de la recolección de material para enriquecer las gráficas y la experiencia de su juego. No obstante, el gobierno cree que este sólo se trata de un inteligente argumento fabricado por un par de experimentados espías. Ambos empleados esperan ser procesados. Alguna declaración por parte de Bohemian Interactive aún no ha llegado a los medios especializados.

ARMA III es un shooter de mundo abierto que se basará en la física realista y gráficas exageradamente parecidas a la vida real para su argumento semi futurista de conflictos internacionales entre fuerzas británicas, americanas y rusas. Este título cuenta con una sólida base de fans que prefieren el realismo exagerado a las explosiones y acción trepidante de otros juegos más populares como Battlefield 3 y Modern Warfare 3.

Este es un ejemplo de cómo un estudio grande debe pedir permisos antes de enviar gente a recolectar material necesario para sus producciones. Si algo nos han enseñado las películas y los programas de televisión es que, con permisos y dinero, uno puede filmar, fotografiar y utilizar casi cualquier locación o instalación del mundo. Bohemia Interactive debió haber pedido un permiso especial en lugar de enviar a sus dos leales empleados a arriesgar sus vidas sólo por tomar algunas fotografías. Esperamos todo se resuelva pronto y no veamos sus obituarios al final de los créditos de Arma III.

Referencia: GeekoSystem y Bohemia Interactive

Desde la Red…
Comentarios