Uniloc, una compañía que se dedica a coleccionar patentes tecnológicas acaba de demandar a ‘Mindcraft’ (sic), —la versión de Minecraft, de acuerdo con Uniloc— por violaciones a los derechos de autor y patentes. Markus Persson, creador de este juego de caja de arena, ha declarado en su cuenta de Twitter que enfocará todos sus recursos económicos a evitar que sus demandantes no consigan un sólo centavo de esta demanda. El verdadero crímen consiste en que Uniloc ni siquiera supo escribir bien el nombre de Minecraft.

La industria de los videojuegos no es ajena a las acciones legales llevadas a cabo por compañías pequeñas o grandes que buscan defender patentes que, según ellos, inventaron de manera parcial o total. En este caso, Uniloc, una pequeña compañía de protección de software y patentes, demandó a Mojang, estudio responsable de Minecraft, por robar el nombre de ‘Mindcraft’ en su versión Pocket para Android. Lo curioso es que la ‘d’ de Mindcraft fue un error de dedo en la demanda, ¿será que la compañía no se dio cuenta del nombre que decía el documento?

Persson comunico mediante su cuenta de Twitter que pondrá todos sus esfuerzos para ganar esta demanda. Su comentario del día fue: “Paso 1: Levantarse por la mañana. Paso 2: Checar email. Paso 3: Ser sujeto a una demanda por derechos de autor. Paso 4: Sonreír”. El sentido del humor de Persson se hace ver hasta en las acciones legales. Si desean saber más del caso y la manera peculiar en la que Persson reacciona, les recomendamos visitar su cuenta de Twitter.

La demanda es básicamente una contra la creación de software. Persson,  declaró que el problema con esta es que la innovación en el software es totalmente libre y crece tan rápido que no puede ser alcanzada por las patentes o los supuestos derechos que tienen sobre la creación. En otras palabras, el software es un ente independiente que no deja de evolucionar, por lo que una demanda al software se vuelve obsoleta rápidamente. El número de acuerdo con las violaciones de patente es el #6,857,067, mismo que establece el código de computadora ejecutable en un dispositivo electrónico para prevenir acceso no autorizado a información electrónica guardada en dicho dispositivo.

Hasta el momento, Uniloc ha demandado a más de 70 compañía por supuestas violaciones a las patentes y 25 han llegado a un acuerdo con esta compañía australiana. Esperamos que Persson y Mojang acaben con esto para que continúe otras tareas más interesantes como el drama espacial de 0x10c.

Referencias: ScrewAttack Joystiq

Enlaces Patrocinados
Comentarios