Tim Sweeney, el cofundador de Epic Games, estudio creador de Gears of War y el motor gráfico Unreal Engine, ha hecho un llamado a los desarrolladores para que se resistan a usar el nuevo ecosistema de aplicaciones de Microsoft llamado Universal Windows Platform.

En una publicación en The Guardian, el pionero escribió que esta plataforma cerrada significaba un movimiento contra la industria completa de PC y una señal clara del deseo de Microsoft de bloquear el ecosistema en las computadoras de consumo y monopolizar la distribución y el comercio de aplicaciones.

Universal Windows Platform permite, ostensiblemente, a los desarrolladores crear un paquete de aplicaciones que se pueden ejecutar en cualquier dispositivo que corra Windows 10, desde computadoras personales y smartphones hasta el propio Xbox One, e incorpora una buena cantidad de características exclusivas.

En resumen, podemos decir que este sistema opera de manera similar a las tiendas “walled garden” de Apple. Este término se refiere al control de una empresa desarrolladora de software o hardware, en donde ésta tiene el control total de las aplicaciones o el contenido disponible en la plataforma, así como la capacidad de restringir los mismos.

Sweeney afirma que el sistema perjudica a los consumidores, a los desarrolladores y a los distribuidores por igual y critica la estructuración de su sistema operativo para dar ventaja a su tienda propia mientras pone en desventaja las tiendas de apps de la competencia.

“El problema específico aquí es que la nueva y reluciente Universal Windows Platform de Microsoft está bloqueada, y por defecto es imposible descargar aplicaciones desde las webs de distribuidores o desarrolladores, instalarlas, actualizarlas y realizar transacciones económicas en ellas fuera de la Windows Store”, declaró Sweeney.

Microsoft respondió al artículo del creativo asegurando que Universal Windows Platform es un ecosistema totalmente abierto, disponible para todos los desarrolladores, que puede ser compatible con cualquier tienda, y que incluso en la pasada actualización de noviembre de Windows 10, permitieron a los usuarios descargar aplicaciones fácilmente con el “side-load” activado por defecto, es decir, la opción que permite descargar programas desde cualquier fuente.

Referencia: The Guardian, The Verge, PC Gamer

Enlaces Patrocinados
Comentarios