Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

5 funciones y curiosidades del nuevo sensor 3D Sonic Max de Qualcomm

El sensor podría funcionar aún mejor en las pantallas flexibles. Te explicamos por qué.

Qualcomm ha renovado sustancialmente su poderoso lector de huella digital y durante el Snapdragon Summit 2019, tuvimos la oportunidad de platicar con Gordon Thomas, director de producto senior de los sensores Ultrasonic sobre las novedades que veremos en 2020.

1. Mide el latido de tu corazón y «escucha» cuando colocas el dedo

El nuevo sensor ultrasónico detecta 4 milímetros más de profundidad en la huella digital. Esto significa que ahora puede reconocer el flujo de la sangre en los dedos y, por ende, el ritmo cardiaco del usuario

Además, el sensor utiliza propiedades acústicas que «despiertan» la pantalla del teléfono al reconocer el sonido del dedo tocando el sensor. Es a través de este «audio» que el sensor detecta si lo que lo está intentando activar es un objeto o un ser humano.

2. Abarca un mayor espacio

De acuerdo con Thomas, el sensor abarca la superficie ideal en un teléfono, que es un espacio de 30 por 20 milímetros (o 600 milímetro cuadrados). Es 17 veces más grande que la versión anterior.

Esto para que las personas pueden colocar sus dedos en un área cómoda y natural, sin perder el tiempo en encontrar el espacio «correcto» para desbloquear su teléfono o moverlo a un sitio poco práctico.

Presenta Qualcomm los procesadores 5G Snapdragon 865 para gama alta y 765 5G para gama media

3. Lee dos dedos de forma simultánea

«Al medir dos dedos, podemos monitorear el ritmo cardiaco con mayor exactitud, así el usuarios puede detectar anomalías como: ¿Por qué mi corazón late 100 latidos por minuto cuando deberían ser 70?», explicó el experto.

Cabe destacar que esta tecnología funciona no sólo en teléfonos inteligentes, sino que podría incorporarse en otras soluciones como candados inteligentes o productos específicos para la salud.

4. Funcionaría aún mejor en pantallas flexibles

Aunque no pudo ahondar en el tema, Thomas reveló que el nuevo sensor de huellas funciona incluso mejor con las pantallas flexibles que podemos encontrar en el Galaxy Fold o en el Motorola Razr 2019.

Esto es gracias a que el tipo de pantalla se amolda mucho mejor al dedo y a que el material rígido del vidrio tradicional suele dificultar la lectura al mezclarse con otros factores como la humedad o el clima, algo que la empresa ha compensado con algoritmos avanzados.

5. Compatible con distintos procesadores y desarrollado en al menos 4 años

La compatibilidad con otras tecnologías, que no son de Qualcomm, no es necesariamente una sorpresa, considerando que los teléfonos de Samsung y Huawei ha incorporado los sensores de Qualcomm en sus últimas generaciones de smartphones.

Recordemos que el equipo a cargo de los sensores Ultra Sonic inició como una empresa que desarrollaba soluciones de seguridad y biometría para el FBI.

Llevar este tipo de tecnologías al uso común y perfeccionarlas para que otra empresas tecnológicas de consumo las aprovechen, de acuerdo con el experto, ha requerido aproximadamente 4 años de trabajo, siendo el lanzamiento en los últimos teléfonos de Samsung un reto de volumen.

Comenta en redes sociales