Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

 

Si algo ha aprendido Microsoft, lo reconozca o no, es que Vista no fue el sistema operativo que haría historia aunque sí, hizo historia pero como un sistema malo, pesado, con muchísimos problemas, a pesar de la gran campaña que los de Redmond presentaron con su ‘experimento Mojave‘. Así, han decidido que Windows 7 tendrá un ‘modo XP‘, el cual, mediante virtualización, permitirá a Win7 correr aplicaciones diseñadas expresamente para XP. De acuerdo a fuentes que ya están familiarizadas con el siguiente producto de Microsoft, el modo de compatibilidad de aplicaciones será construido a través del al tecnología Virtual PC que Microsoft adquirió en el 2003 por parte de Connectix. 

A través de este modo de compatibilidad, Microsoft intenta deshacerse de las dificultades de compatibilidad que tuvo con Windows Vista, particularmente con el software diseñado para plataformas del sistema operativo anteriores, sobre todo XP.  Los detalles del modo XP, conocido previamente como Virtual Windows XP, se publicaron aquí.

Cabe señalar que la tecnología usada no es parte de la versión beta de Windows 7 o de alguna versión ya liberada por Microsoft de su nuevo sistema operativo. Se espera que este modo XP se encuentre listo para la siguiente versión RC que se presentará el 5 de mayo. De acuerdo a los blogueros Paul Thurrott y Rafael Rivera, el modo XP no vendrá en la caja de Windows 7, pero estará disponible como una descarga gratuita para aquellos que compren las versiones profesional, enterprise o ultimate, de Win 7. 

Y aunque todo esto parecía simplemente un rumor, Microsoft ha dicho ya oficialmente que el modo XP está específicamente diseñado para ayudar a los pequeños negocios a moverse hacia Windows 7. Scott Woodgate, de Microsoft escribió en el blog: “el modo de XP en Win 7 permite más flexibilidad al poder ejecutar sistemas de productividad antiguos en una PC corriendo Windows 7″

En mi opinión, esta idea suena novedosa y además, saca ventaja de la virtualización, tema en el que Microsoft ya tiene comprada una empresa que se dedica precisamente a eso. Por un lado, se quitarán problemas de compatibilidad, que considerando la penetración de Windows, siempre resulta muy difícil poder garantizar una compatibilidad total, como ya se vio en Vista. Así que pienso, todo esto es una buena noticia.

 

Fuente:  CNet

Desde la Red…
Comentarios