Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Daniel Domscheit-Berg, antiguo vocero de WikiLeaks, los responsables de la fuga de mucha información comprometedora para diversos gobiernos, ha dejado la organización y de pasó, destruyó miles de archivos pendientes por ser revelados.

Desde hace ya un año, la organización de Julian Assange ha estado tras Daniel, esperando y pidiendo de la manera más atenta que devolviera los más de 3,500 archivos que se llevó a su partida.

Estos archivos incluyen unos 60,000 correos electrónicos de la policía de Nueva York, la lista entera de las personas prohibidas de volar, 5 GB de datos del Bank of America, reportes internos de 20 empresas de las llamadas neo-nazi  y un sin fin de información, por llamarle de alguna forma, “delicada”. Todos estos archivos, han sido destruidos. ¿La razón?  Sigue sin saberse.

Según Assange, esta información casi le ha costado la vida o la libertad a muchas personas y por políticas internas, no se lleva un récord de las fuentes de donde es obtenida. Domscheit-Berg se llevó con él el sistema encriptado para recibir información y lo usó para fundar OpenLeaks.

Las verdaderas razones y motivos detrás de estas riñas internas serán un misterio para el público, pero, mientras todo esto ocurre, la información sigue actuando como un elemento de poder. El ex-vocero de WikiLeaks y fundador de OpenLeaks argumenta que la primera organización no es capaz de proteger realmente a sus fuentes.

Fuente: TG Daily

 

 

Desde la Red…
Comentarios