Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Parece que al ser humano le gustan las noticias fatídicas. En el año 1999, se hizo gran promoción al supuesto problema del año 2000, la bomba de tiempo, en donde las computadoras toda dejarían de funcionar porque las bases de datos estarían todas corruptas al haber usado por años dos números para el campo de “año” en lugar de cuatro. Y así, los sistemas no sabrían si una fecha sería por ejemplo, de 1900 o del año 2000. Cuando llegó la temida fecha nada pasó. El autor de esta idea fue entrevistado en esos primeros días y se le preguntaba si la alarma generada no había sido exagerada. El mencionado personaje dijo que “aún no veíamos la realidad, que teníamos que esperar”, y me temo que estamos esperando.

‘Marscopter’: el helicóptero de la NASA que sobrevolará Marte

La cuestión es que si se nos dice que viene un asteroide hacia la Tierra es probablemente para que todos temblemos ante la terrible noticia. La razón es que nadie puede hacer nada para evitar ese hecho y los planes de desviar asteroides son aún un tema de las películas de Hollywood. Sin embargo, si nos informamos, las supuestas terribles noticias dejarán de serlo.

Así, se anuncia que un asteroide de 130 metros de largo pasará cerca de la Tierra este mismo martes. Fue descubierto en el 2010 y se le bautizó con las siglas WC9. Este martes 15 de mayo estará a la mitad de la distancia de la Tierra a la Luna, que es de unos 200 mil kilómetros, aproximadamente. Ya los científicos han declarado que este asteroide es el que ha estado más cerca de la Tierra para las magnitudes del mismo.

De acuerdo con Catalina Sky Survey y Earth Sky, el asteroide se detectó el 30 de noviembre de 2010 y de pronto desapareció de las observaciones. Volvió a reaparecer el 10 de diciembre de ese mismo año. Hoy los astrónomos encuentran que WC9 ha regresado. El Jet Propulsion Lab de la NASA, indica que este es el asteroide más cercano a la Tierra en 300 años y su mayor aproximación a nuestro planeta será a las 22 horas UTC. En ese momento estará a unos 203,453 kms de nuestro planeta. El asteroide, se calcula, viaja a unos 46,116 km/hora, aproximadamente la velocidad de los cohetes que pueden vencer la gravedad terrestre.

Aparentemente, a pesar del tamaño, probablemente el asteroide no será visible a simple vista y tal vez, si las condiciones climáticas lo permiten, podrá observarse con telescopios que usan muchos aficionados. Sin embargo, si no fuese por la noticia, probablemente el asteroide pasaría sin pena y sin gloria.

Comentarios