Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Las empresas que fabrican chips, procesadores en particular, trabajan con tecnologías muy sofisticadas que lo que buscan es dar al usuario cada vez más poder de cómputo. Para ello, lo que han hecho generalmente es poner cada vez más transistores en sus chips y esto se mide en nanómetros.

Mientras menor es el número de nanómetros más transistores entran en un chip. Esto conlleva una serie de dificultades y quizás la más notable es que mientras más transistores por cm cuadrado puedan ponerse, más fácil y rápido se calentará el procesador en cuestión. No es pues gratuito el tener enormes ventiladores para enfriar a los chips en las computadoras, incluso las caseras.

Ahora Intel, en algún momento del 2017, empezará a vender sus primeros procesadores que usan la nueva tecnología de 10 nanómetros. La compañía dice que los transistores producidos de esta forma serán más baratos que los anteriores, continuando la tendencia de la Ley de Moore y contradiciendo además lo que se dice de los costos de producción de transistores.

Así entonces, en los próximos años Intel planea hacer mejoras al diseño de estos nuevos transistores para además producir chips con arquitectura ARM, lo cual es lo que se usa en prácticamente todos los dispositivos móviles.

10 nanómetros es la nueva tecnología que rebasará lo que podía hacerse con los chips de 14 nanómetros. La distancia entre transistores será más chica, pues pasará de 70 nm a 54 nm y la lógica que se usa para combinar los transistores se reducirá en un 46% en tamaño, comparado con la tecnología de los 14 nm.

Curiosamente, Intel ha afirmado que el costo de producción de un chip completo con la nueva tecnología será menor en costo que cuando se utiliza la tecnología de los 14 nm. Los chips de 10 nm se espera que tengan mejoras en su velocidad y en su consumo de energía. Estos dos términos son fundamentales para que los chips mejoren.

“Es realmente la reducción en la cantidad de energía que usan la meta primaria en los chips de esta generación”, afirma Intel. En el pasado, la empresa mejoraba cada dos años, aproximadamente. A 14 nm, la compañía ofreció un conjunto de mejoras en los transistores la cual ahora parece palidecer con la nueva tecnología a 10 nm.

Se espera que en esta tecnología de 10 nm dé un conjunto de mejoras y además, se vuelva como la introducción de la siguiente generación de chips, que se construirán a 7 nm, como ha dicho Intel: “Se trata de mantener la capacidad de nuevos productos cada año”. 

Hay que decir que Samsung y TSMC están ya haciendo chips con tecnología de 10 nm. En octubre pasado, Samsung anunció que es la primera empresa en alcanzar producción en masa, con dispositivos de 10 nm que se lanzarán al inicio del 2017.

Por su parte, GlobaFoundries está yendo directamente a los chips de 7 nm (empezando en el 2018). Y todo esto está llevando al límite a la miniaturización, como indica Dan Hutcheson, CEO de VLSI Research, una firma que analiza el desarrollo de la industria de semiconductores.

“Todos están haciendo estos avances”, dice Hutcheson. Pero no todos los están haciendo al mismo ritmo. Si se compara los chips de 10 nm que se ofrecen hoy, Intel está aún unos dos años por encima de los demás, en términos de características que ofrecen.

Referencias: Spectrum IEEE 

Desde la Red…
Comentarios