Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La nueva versión (¿o actualización?) del sistema operativo de Macintosh, el Snow Leopard, recién puesto a la venta este viernes pasado, carga el kérnel de 32 bits por default, aunque pueda correr aplicaciones de 64 bits.

La versión 10.6 del Mac OS X viene con una serie de aplicaciones nativas en 64 bits, aunque el kérnel carga originalmente en 32 bits a menos que el usuario mantenga las teclas “6” y “4” apretadas al momento de arrancar la máquina, con lo cual se carga entonces el kérnel de 64 bits. Solamente los productos de Apple X-Serve, usando el Snow Leopard Server, arrancan por default el kérnel de 64 bits.

De acuerdo a Stuart Harris, gerente de mercadeo de productos de software en Apple (Australia): “para la mayoría de las partes, todo lo que se experimente en la Mac, desde el punto de vista de 64 bits, las aplicaciones, el sistema operativo, todo será de 64 bits“. Harris indicó que en esta etapa hay un par de cosas, tales como manejadores de dispositivos, que requieren el modo de 64 bits a nivel de kérnel, pero la opción está disponible. Y añadió: “Estamos intentando de hacer esto lo más suave posible, de manera que la gente no termine encontrando que ‘esto no trabaja’ porque simplemente aún no está disponible“.

Aparentemente no hay forma que desde la interfaz gráfica se pueda arrancar la Mac en 64 bits por default y hacer que este cambio quede permanentemente. Lo que puede hacerse es editar el archivo de texto com.apple.Boot.plist para hacer el cambio. Ya algunos usuarios han puesto a disposición aplicaciones para manejar este problema. Las Mac antiguas, con el chipset de 32 bits EFI se les impide cargar el kérnel de 64 bits, aunque algunos indican que esta decisión de Apple es arbitraria más que un problema técnico, ya que con un programa que hackea el cargador de boot (el arranque del sistema), se puede quitar esta limitación. Sin embargo, esto provoca otro problema: Una mac de mediados del 2007, equipada con 4 GBytes de RAM, y con el chip de 32 bits, no es capaz de acceder a toda la memoria disponible. El sistema muestra en existencia sólo 3 Gbytes. Las máquinas nuevas, con el chip de 64 bits, corriendo el kérnel de 32 bits reportan 3.75 Gbytes disponibles pues 256 MBytes son para el chip gráfico GeForce 9400M.

No se sabe en estos momentos qué implicaciones tendrá correr programas de 64 bits en el kérnel de 32 bits, comparados con el uso del kérnel de 64 bits. Por otra parte, una buena porción del sistema operativo se ha optimizado y actualizado. Algunas aplicaciones, tales como el reproductor de DVD, Front Row, Grapher, e iTunes, son aplicaciones de 32 bits solamente.

Fuente: CNet

Desde la Red…
Comentarios