En lo que parece ser una apuesta para atraer a más clientes corporativos, Appli introdujo varias mejoras de seguiridad para su producto estrella: el iPhone. Sin embargo, todavía existen algunas debilidades que deben de ser atendidas antes de que la compañía pueda conquistar el mercado de clientes corporativos.

En la Worldwide Developers Conference, Apple demostró una nueva funcionalidad que permite a los usuarios, en caso de emergencia, eliminar los datos de un iPhone remotamente. También mostró una herramienta llamada “Encuentra mi iPhone” que permitirá a los usuarios conocer la ubicación de su iPhone si este les ha sido robado o extraviado.

Así mismo, el iPhone 3GS soporta cifrado de datos el cual tiene como objetivo evitar que gente no autorizada recupere éstos datos.

Según Jonathan Zdziarski, experto en análisis forense y autor del libro “iPhone Forensics: recovering Evidence, Personal Data and Corporate Assets¨, mientras estas nuevas características sí aumentan la seguridad en el iPhone, todavía están muy lejos de lo que ofrecen las Blackberries

“Me parece que las nuevas características no son tan útilies como Apple las hace ver”. “La eliminación de datos remotamente es útil pero para alguien que desea obtener información de un celular corporativo en específico, sólo es útil si el iPhone se encuentra dentro de una red. Si me robo el celular de alguien y tengo como meta robar información de ese celular, lo primero que voy a hacer es quitarle la tarjeta SIM¨.

Históricamente, Apple ha dirigido sus productos a consumidores comunes y es por esto que el iPhone ha recibido varias críticas por su poca seguridad. En septiembre, por ejemplo, Zdziarski reveló un fallo de seguiridad:  el iPhone toma un screenshot de cada acción y la guarda en cache para desplegarla al momento en que se presiona el botón  “Home” lo cual hace posible que alguien mal intencionado pueda recuperar esos screenshots y ver lo que se ha escrito en mensajes de texto, contraseñas, etc.

A pesar de esto, Apple ha iniciado una fuerte campaña de marketing dirigida a los clientes corporativos. Un anuncio reciente muestra las aplicaciones de negocios que están disponibles para el iPhone. Incluso Apple lanzó un sitio web de soporte para usuarios de este nicho.

Pero por más llamativas que estas aplicaciones sean, la seguridad del iPhone todavía no está a la par de la ofrecida por Blackberry, dijo Zdziarski. Por ejemplo, para el borrado remoto, los usuarios podrían elegir un programa el cual borraría esos datos si el iPhone no se ha conectado a una red elegida en determinado tiempo. Esto funcionaría incluso si la tarjeta SIM se ha removido, mencionó.

En el caso del cifrado para el iPhone 3GS, los expertos de seguridad tienen que poner realmente a prueba esta nueva característica. Los empleados y las empresas deberán esperar los resultados de estas pruebas antes de ordenar un iPhone.

“Cualquier método de cifrado es una mejora… y Apple está en la dirección correcta. Sin embargo, Blackberry todavía les lleva un amplia delantera en este tema”.

Vía Wired: Link

Enlaces Patrocinados
Comentarios