Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Banda de 2.5 GHz

Dionisio Pérez Jácome, secretario de Comunicaciones y Transportes, informó que la dependencia a su cargo decidió iniciar el procedimiento de rescate de todas las concesiones vigentes en la banda de 2.5 Gigahertz (Ghz), incluidas las 42 que están en manos de la empresa MVS Comunicaciones y 26 restantes que pertenecen a 11 operadores distintos. ¿Qué significa esto? ¿A quien afecta?

Según el comunicado de prensa leído por el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el funcionario considera que la banda está subutilizada, por lo que se realizará un proceso de reordenamiento que contempla negar la prórroga de todas las concesiones vencidas en la banda de 2.5 Ghz e iniciar el procedimiento de rescate de todas las concesiones vigentes.

Tras 4 años de negociaciones entre la empresa y el gobierno, que terminaron en esta ruptura, se espera que el espectro de esta banda ahora sea utilizado para el despliegue de redes móviles e internet, bajo la tecnología Wimax y LTE.

El proceso de ‘rescate’ iniciará durante los próximos meses y hasta entonces conoceremos el monto de la indemnización.

MVS no ha hecho pública su postura sobre este anuncio; sin embargo, se sabe que hay grupos interesados en utilizar la banda de 2.5 Ghz y que acusan a la empresa de ser un monopolio. Si consideramos que uno de esos grupos incluye a Televisa… ¿ven la paradoja?

Parece ser que MVS ofreció 500 millones de dólares para refrendar el 12% de las concesiones, pero el gobierno le pedía 1,200 millones por 140 de los 190 Mhz.

Según el periódico El Economista, MVS formuló hace dos años a la Comisión Federal de Competencia una consulta sobre un proyecto para construir una red inalámbrica de banda ancha con tecnología WiMax móvil y que, para efectos prácticos, implicaba una modificación de su plan de negocios y una sociedad con nuevos inversionistas. En ese entonces se habló de un ‘consorcio concesionario’ en el que participarían Alestra, Intel y Clearwire, y no se trataba de otra cosa más que de competir con el resto de los operadores de telefonía fija y móvil con servicios y planes tarifarios enfocados a los usuarios de los niveles socioeconómicos bajos y la oferta de servicios de acceso a internet de banda ancha en cualquiera de sus modalidades.

En vez de acceder a la petición, el gobierno federal ya no quiso refrendar las concesiones de la familia Vargas, así como la modificación del uso y cobertura geográfica. Y ahora ha decidido retirárselas.

Ahora es probable que empiece una larga batalla jurídica por parte de MVS para aclarar lo sucedido o, por lo menos, recibir una indemnización.

Otro punto que tal vez vale la pena destacar es qué tan admisible resulta que el gobierno tenga que negociar con empresas privadas el uso del espectro radioeléctrico, cuando éste es un bien natural que debe beneficiar a la sociedad. Además, tampoco debería ser aceptado que todas las negociaciones se realicen en secreto, desde la postura del gobierno hasta la composición de empresas interesadas en explotar el espectro radioeléctrico.

¿Por qué no darle parte de las frecuencias a universidades y grupos sociales? México no sería el primer país que lo hiciera, pues como cuenta Raúl Trejo Delarbre, Estados Unidos ya destinó un segmento a usos educacionales.

Independientemente de las empresas que compitan y de lo que el gobierno decida hacer, esperemos que a la luz pública, esto sea en pro de la sociedad. Si quieres conocer los términos y motivos que dio la SCT para retirar las concesiones, aquí esta el discurso completo del titular de la SCT:

Palabras Del Secretario de Comunicaciones y Transportes

 

Referencias:

Aristegui Noticias, Proceso El Economista y blog de Raúl Trejo Delarbre

Desde la Red…
Comentarios