Oskar Van Deventer, un diseñador alemán de rompecabezas, ha tenido éxito en su labor de crear uno de los más complejos retos conocidos de la humanidad, y tiene una impresora tridimensional a la que agradecerle por haberle ayudado a orquestar este logro.

De lo que se trata es del cubo de Rubik con mayor número de cuadros, o al menos así se le considera de forma no oficial puesto que es difícil imaginar algún otro cubo de este tipo que tenga menor dificultad. Tiene 17 cuadros que se combinan en cada cara y le tomó 60 horas a Deventer fabricarlo (además de otros dos intentos de prototipo). Ensamblar las piezas ya impresas le tomó 10 horas.

Uno ni siquiera podría imaginar el tiempo que le debe llevar a cualquier entusiasta resolver este rompecabezas, pero quizá sea tanto como le tomaría ahorrar para poder comprarlo. El precio por imprimir una copia similar va de los $1,800 a $2,000 dólares.

Deventer planea lanzar oficialmente su creación en el New York Puzzle Party Symposium el 12 de febrero. Lo único que falta por saber es cuántos movimientos son potencialmente necesarios para resolver este largo reto.

¿Cuántas veces has tratado de resolver un cubo de Rubik normal? ¿Cuántas caras has logrado armar? Seguramente, si lo has resulto por completo, y si te gusta este tipo de desafío, te gustaría tener el cubo inventado por Oskar entre tus manos. Al menos para intentarlo ¿no?

Fuente: PC Mag

Imagen: Adafruit

Enlaces Patrocinados
Comentarios