Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La batalla de las computadoras se basa en el tipo de procesadores que se pueden usar. Dos competidores importantes son AMD e Intel, pero ahora se está incorporando fuertemente el procesador ARM, que empezó originalmente en los dispositivos móviles pero que poco a poco está ganando terreno. El asunto pues se reduce a unas pocas compañías que producen este tipo de chips y que evidentemente generan muchos miles de millones de dólares por año.

Pero así como ocurre con Linux, que busca romper el dominio de los sistemas propietarios, está surgiendo un movimiento para hacer que el cómputo no tenga que depender de soluciones propietarias. Es decir, se quiere hacer un procesador que sea compatible con lo que hay ahora y que sea de arquitectura abierta para que cualquiera lo pueda usar.

La arquitectura RISC-V, creada por investigadores de la Universidad de California en Berkeley, en el 2010, está abierta para que la use quien quiera. El diseño del RISC-V se puede modificar para PCs, servidores, teléfonos inteligentes y otros dispositivos.

Una empresa llamada SiFive de hecho, es la primera que quiere hacer negocios con esta arquitectura RISC-V abierta. La compañía es la primera que ha convertido el conjunto de instrucciones del RISC-V en un chip real. El martes pasado la empresa anunció que había creado dos diseños de chips que pueden ser licenciados.

Un vistazo a Google Open Source

RISC-V comparte la filosofía que mueve al software de código abierto y se busca que las comunidades trabajen juntas para compartir, avanzar y modificar la arquitectura. Desde que se originó el proyecto, el interés de RICS-V ha ido incrementándose, con algunas empresas del sector tecnológico que quisiesen probar la idea. La Fundación RISC-V, que maneja y promueve la arquitectura cuenta con empresas que apoyan la idea como Google, Microsoft, Qualcomm, AMD, Huawei, entre otras, para llegar a unos 60 miembros.

Y por ejemplo, se espera que NVIDIA use el diseño del microcontrolador al estilo RISC-V en sus chips. Compañías como Google están desarrollando chips internamente y bien podrían estos ser usados para sus servidores, lo que eliminaría parte del gasto enorme al estar usando chips de Intel que son muy costosos.

SiFive tiene dos modelos, uno de 32 bits E31 Coreplex, diseñado para dispositivos IoT que usa poca energía y el procesador de 64 bits Coreplex E51, que podría ser usado en servidores, redes, dispositivos para almacenamiento, etcétera.

Como muchos de los que venden sistemas de código abierto, la meta de SiFive es la de monetizar el diseño del RISC-V pero a un costo más moderno. Los nuevos diseños de chips pueden ser licenciados a un precio fijo pero la compañía no buscará cargar las utilidades. Esto es un modelo alternativo de negocios que puede resultar atractivo comparado con el diseño de chips de ARM, en el que hay que pagar cuotas por licenciamiento y utilidades.

Aparentemente hay mucha expectativa alrededor de estos chips con RISC-V, de acuerdo con Krste Asanovic, co-fundador y jefe de arquitectos en SiFive. Él es de hecho uno de los inventores del RISC-V.

Disney y sus proyectos de código abierto

SiFive planea fabricar chips empezando en unos meses este mismo año. La compañía ya tiene la HiFive1, una tarjeta de desarrollo basada en un chip RISC-V. Esta tarjeta se ha vendido por miles. Y aunque el diseño original del RISC-V fue para fines académicos, ahora SiFive lo ha decidido comercializar lo cual ha hecho que sea una realidad esta posibilidad.

Hay que señalar que hay otros chips abiertos como el OpenSPARC, el cual tiene ya algunos años pero que está basado en un diseño antiguo. La Fundación RISC-V ha promovido de forma agresiva la arquitectura, especialmente en Hot Chips, una conferencia anual de profesionales de los semiconductores.

Habrá seguramente mucho más que decir de esta solución abierta para los chips. Tal vez las empresas como Intel o AMD no vayan a padecer por ello porque como ocurre con el software de código abierto, es una alternativa que apenas empieza a ser más considerada, pero que no ha hecho que Microsoft, por ejemplo, pierda terreno en el campo de los sistemas operativos.

Referencias: Computer World, SiFive

Desde la Red…
Comentarios