Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¿Por qué Netflix sigue vendiendo DVDs?

La empresa ha enviado su DVD número 5 mil millones, aunque todo tiene un por qué, ¿o no?

Aunque Netflix se ha convertido hoy por hoy en un titán del streaming de video, la empresa no comenzó como una compañía de streaming, de hecho, en algún momento estuvo a punto de ser vendida a Blockbuster cuando la compañía también incursionó en el streaming, pero si quieres conocer más sobre esa historia puedes hacerlo en este enlace

Lo que ha llamado la atención desde hace unos días es que Netflix tiene algo importante que celebrar, pues la empresa ha enviado su DVD número 5 mil millones (5 billiones en EUA), y la película que han mandado es la de Rocketman. 

Y es que a pesar de que el DVD va en decadencia, todavía hay gente que compra DVDs y Blurays, incluso las consolas de videojuegos pueden leer este tipo de formatos. 

Así se ve la interfaz de Disney+ (y no, no se parece a la de Netflix)

Según cifras de Netflix, en el año 2014 la empresa tenía 14 millones de suscriptores al servicio de entregas de DVD, pero para el final del segundo trimestre de este año la cifra se ha reducido a sólo 2.4 millones, una cifra grande para la cantidad de servicios de streaming que hay hoy en día. 

Esta cifra contrasta con los 151 millones de suscriptores que tiene la empresa hoy en día en su servicio de streaming, lo que nos lleva a preguntarnos el por qué Netflix sigue mandando DVDs si su gran negocio está en el streaming.  

suscriptores-netflix-mexico

¿Por qué Netflix no deja de mandar DVDs?

Quizá la verdadera respuesta a esta pregunta nunca la sepamos, al final la verdad solo Reed Hastings (CEO y fundador de Netflix) la conocerá, pero no debemos olvidar que Netflix comenzó como enviando DVDs a los suscriptores en los Estados Unidos. 

Desde el principio Hasting buscó la comodidad de los usuarios, quería ser un Blockbuster sin la necesidad de ir a la tienda para rentar o comprar una película, por lo que los usuarios podían recibir su película por correo desde la comodidad de su hogar. 

Claro que en su momento Netflix no parecía que fuera a ser un gran competidor de Blockbuster, hasta que llegó el streaming de video y Netflix se convirtió en el servicio más popular de esta industria. 

Es probable que Netflix no quiera dejar sus orígenes, después de todo es lo que define a una compañía, y mientras haya clientes que sigan comprando DVDs a Netflix, la empresa seguramente los seguirá mandando, incluso aunque al final deje de ser rentable y se convierta más en un capricho o recuerdo que en un negocio.