Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.


Para muchos el escuchar la palabra “walkman” los remite a las décadas de los ochenta y noventa, en donde el Walkman era un reproductor de cassetes -a veces con radio AM/FM- y que se usaba con audífonos. Sin embargo, parece que Sony no quiere dejar de morir la idea que después se convertiría en el reproductor mp3. Así, acaba de sacar al mercado la línea Walkman B170 (que pesa sólo 28 gramos), llena de colorido además.

Una de las puntadas de esta línea es que tiene un LED al frente del pequeño dispositivo, el cual se prende y se apaga en sincronía con la música que se está reproduciendo cuando se enciende el botón para mejorar la calidad del sonido (llamado bass boost), la cual la mayoría de los otros reproductores de mp3 no tienen. Otra característica es lo que Sony ha llamado “ZAPPIN”, lo cual permite hurgar en su biblioteca de rolas y escuchar una fracción de cada track. Cuando se halla la canción que se desea reproducir, se presiona el botón de “ZAP” para escuchar la canción completa.

La vida de la batería es otra importante característica de la serie B170. Sony dice que 3 minutos de carga son suficientes para reproducir 90 minutos de mísica. Por lo que si se le olvida al usuario cargar el reproductor antes de ir al gimnasio, es bueno saber que una carga rápida de tres minutos dará la suficiente pila para una sesión de música de 90 minutos. Un Walkman B170 totalmente cargado tiene batería para unas 18 horas.

Sony ofrece versiones de 2GB y 4GB. La primera puede almacenar unas 440 canciones y la de 4GB 990. Los nuevos reproductores de esta serie se conectan a la computadora a través de un conector USB (si es que corre Windows XP, Vista o 7). Para transferir la música de la PC al dispositivo se hace a través de arrastrar y soltar, por lo que no se requiere de software adicional.

Aunque no se ha dado un precio, se estima que costará unos 50 dólares máximo.

 

Fuente: GizMag 

Desde la Red…
Comentarios