censurar-comments

Hoy en día hay muchos sitios en la red en donde se nos permite dejar comentarios sobre los temas que tratan. En el caso de los medios, muchas veces es una manera de medir quién los ve o escucha. Así, podemos ver que ern algunas estaciones de radio  el locutor en turno indica: “escríbeme a @programagenial en Twitter, y dinos qué piensas del tema que estamos tratando”. La realidad es que -en general- al locutor, a la producción, a la estación, les importa un bledo tu comentario (aunque incluso lo lean al  aire). Lo que verdaderamente les importa es que así pueden tener una idea de la audiencia que tiene el programa en cuestión.

Pero en el caso de blogs y portales como unocero.com, los comentarios no sólo sirven para medir la audiencia que tiene el sitio, sino para saber qué temas son de interés en el público. Por ejemplo, hace apenas unos días escribí una nota sobre las declaraciones de Obama sobre el escándalo de Ed Snowden y la NSA, que al decir de las palabras del analista ya asilado en Rusia, los Estados Unidos pueden vigilar y espiar a quien se les antoje en la Unión Americana. El escándalo también salpicó a México, en donde se dio a conocer que los norteamericanos también podrían estar vigilándonos. Y aunque a mí me parecía un tema importante, no recibió un solo comentario.

Aparentemente los lectores binarios (de unocero.com), prefieren mucho más tener la información sobre la nueva Mac o el siguiente teléfono celular. Y entonces, eso nos guía para aplicarnos a escribir en los temas que finalmente son de más interés por quienes nos leen.

Sin embargo, los comentarios se pueden convertir en un foro de discusión que a veces enciende la pasión de los que nos leen y de los que escribimos los artículos aquí en unocero.com. Y en muchas ocasiones estas discusiones son ásperas, ríspidas, y decimos cosas que quizás en el mundo real no haríamos frente a nuestros eventuales interlocutores. Ayuda a esta actitud estar frente a la computadora y contestando cuanta cosa se nos ocurre sin tener a nuestro interlocutor (o interlocutores) enfrente y si a eso le agregamos que podemos ponernos un apodo o ser anónimos en un comentario, pues la cuestión suele ser más grave, pues muchas veces hay insultos, que siempre están de más.

Sin embargo, creo que en el caso de sitios como unocero.com, no hay necesidad de moderar los comentarios, pues finalmente la propia comunidad parece poner en orden a quien trolea o decide molestar y si acaso a insultar. No es por ejemplo el caso de un blog personal, como el que tengo, porque ahí es como mi casa y aunque soy lo suficientemente abierto para aceptar cualquier opinión, por más adversa que ésta sea, no pienso que sea una buena idea tolerar a todo aquel que me agrede porque no está de acuerdo con lo que digo, con MIS opiniones en MI blog. Y esto es importante siempre aclararlo, porque cuando uno no publica un mensaje -por las razones que sean- entonces se nos acusa de censurar.

Mi pregunta sería entonces a nuestros amables lectores: ¿piensan que unocero.com (o cualquier otro portal), ¿debería estar moderado?

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios