Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Durante el pasado fin de semana, las compañías tecnológicas más importantes de los Estados Unidos se pronunciaron contra el presidente de su nación y su ideología inmigratoria. Ayer el procurador general de Washington, Bob Ferguson, presentó una demanda en contra de Donald Trump por la orden del mandatario centrada en prohibir legalmente la entrada a inmigrantes y refugiados en su mayoría de religión musulmana.

Amazon no dudó en proporcionar ayuda legal y económica para unirse a la demanda impuesta por el procurador de Washington. Jeff Bezos, director general de la empresa, invitó a las demás corporaciones tecnológicas a unirse a la causa.

Hasta el momento compañías como Google han hecho donaciones millonarias para ayudar legalmente a todas las personas que se les ha negado el acceso, y otras como Uber han abierto un fondo de crisis para apoyar a socios y conductores afectados por esta dura política migratoria impuesta desde el pasado viernes por el actual presidente de los Estados Unidos.

Acusan a Uber de oportunista ante el veto migratorio de Trump

Pero ahora, Microsoft ha dicho abiertamente que apoyará a Amazon en esta batalla legal y también proporcionará los recursos  necesarios para ayudar a la causa. De igual manera, la compañía de viajes en Internet, Expedia, ha levantado la mano para sumarse a la demanda expedida por el procurador general Bob Ferguson.

En la demanda se intenta demostrar que la prohibición de inmigrantes es inconstitucional, y que las acciones tomadas hasta ahora perjudican a miles de residentes en Washington dañando la economía del estado y de las compañías con sede en el mismo, ya que además socava el interés soberano de Washington  dejando de ser un lugar acogedor para inmigrantes y refugiados.

Microsoft ha puesto a trabajar a su departamento legal en conjunto con el de Amazon para poder determinar y explicar el duro golpe económico y social que esté decreto trae consigo para estas dos importantes empresas de los Estados Unidos, que justamente tienen sede en Washington.

Microsoft ha vuelto a pedir a todas las grandes corporaciones que unan sus esfuerzos como una gran nación, pues no pueden permitir que se destruyan grandes familias y amistades por culpa de una orden que no se ha meditado y pensado lo suficiente como lo fue el decreto migratorio de Donald Trump.

Sobre Donald Trump y su miedo a la tecnología

El actual presidente de los Estados Unidos ha despedido de su cargo a la Fiscal General Interina, Sally Yates, por no respaldar el veto migratorio a 7 países de creencias musulmanas, y aunque era un movimiento que tarde o temprano llegaría, Trump ha demostrado que no está dispuesto a negociar con gente que va en contra de sus ideales.

La pregunta es si se atreverá a tocar a las empresas tecnológicas más importantes del mundo que justamente se definen como defensoras interraciales e interculturales de su gente  ante las ideas de Donald Trump.

Referencias: The Verge, Bloomberg  

Desde la Red…
Comentarios