Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

canal00a

Un grupo de cuatro nadadores mexicanos: Arleen González, Ricardo Urrutia, Jorge Luja y Luis Omar Vargas, decidieron comenzar a entrenar hace dos años para lograr una meta que se antoja siempre complicada y difícil: cruzar el canal de la Mancha.

Hace un par de semanas viajaron al puerto de Dover, en el Reino Unido, para su cita con el canal.  Independientemente de los costos económicos que esta aventura de por sí tiene -que no es barato- es claro que el trabajo realizado por tanto tiempo se convertirá ya en una realidad que hay que enfrentar. Sé que trabajaron muy duro y como dice un adagio ruso: “Mientras más duro el entrenamiento, más sencilla es la batalla” .

El Canal Inglés -como le dicen los ingleses, dice la Wikipedia: (en inglés: English Channel, literalmente «canal inglés»; en francés: La Manche, «La Manga») es el brazo de mar del océano Atlántico que lo comunica con el mar del Norte, al oeste de Europa, y separa el noroeste de Francia de la isla de Gran Bretaña. El nombre no es más que una mala traducción del francés, ya que La Manche significa realmente ‘La Manga’, puesto que es la misma palabra que se emplea para designar a la parte de la camisa dentro de la cual se mete el brazo.

Muchos ya han cruzado el canal (en donde hay decenas de mexicanos). Algunos lo han hecho solos, otros en relevos, otros han ido y regresado (hazaña que se antoja más difícil aún). He aquí algunos datos relevantes a esta idea de cruzar el canal, que lleva más de un siglo.

  • El cruce a nado del Canal de la Mancha, es un reto que existe desde 1872, cuando el Capitan JB Johnson fue la primera persona en tratar de cruzarlo con un resultado fallido. Desde entonces cientos de personas lo han intentado, teniendo como resultado solo un 10% de cruces exitosos.
  • Es mayor la cantidad de personas que han logrado hacer cumbre en el Monte Everest que aquellas que han logrado el cruce al Canal de la Mancha
  • Siete personas han fallecido intentándolo, todas a consecuencia de la hipotermia y el agotamiento extremo.
  • La temperatura promedio de las aguas del canal es de entre 12 y 15 grados centígrados, por lo que el cruce es considerado como nado en aguas heladas.
  • Las reglas del CSA establecen que el nadador no puede tocar ni ser tocado por nada ni nadie. Su alimentación e hidratación tiene que ser por medio de recipientes que se arrojan al mar para que el nadador se abastezca sin necesidad de descansar.
  • El traje de baño que debe usar el nadador es de tipo calzoncillo únicamente. No puede usar ningún tipo de aislamiento contra el frio en ninguna parte del cuerpo.
  • En promedio el nado puede tomar entre 13.5 y 16 horas, dependiendo de las corrientes, el tráfico marítimo y las capacidades del nadador.
  • La mayoría de los cruces comienzan durante la madrugada, entre las 3 y 4 de la mañana. Esto para aprovechar las aguas calmas.
  • El nadador se alimenta e hidrata de cada 30 a 60 minutos dependiendo del diagnóstico de su equipo.

Llegó el día y el equipo de “los 4 fantásticos”, como se hicieron llamar, junto con su “crew” de apoyo: Jorge “coco” Villegas, Tanya Salazar, Viridiana Sánchez y el Doctor Ursus, se subieron al Louise Jane, comandado por el Capitán Andy King, e iniciaron la conquista del canal, a eso de las 10 am, hora local. 12 horas y 2 minutos después, tocaban tierra francesa. ¡Lo habían logrado!

andy-king02

Yo seguí la hazaña por Internet. Por una parte, se iban subiendo fotos y videos a Facebook y nos podíamos enterar de lo que estaba pasando, pero mejor aún, en la página de la Asociación de Nadadores del Canal de la Mancha, se podía seguir en vivo la trayectoria que llevaba el barco escolta (al lado del nadador en turno), y así tener una idea más exacta de dónde se encontraban y cuantos kilómetros les faltaban. Fue notable pues poder seguir paso a paso este esfuerzo deportivo gracias a una tecnología satelital, que llevaba cuenta no sólo de la trayectoria del barco escolta, sino de todos los demás barcos que concurren en el canal a todo momento. Una buena idea es entrar a este sitio y podrá verse el flujo de tráfico marino a toda hora.

Cruzar el canal de la Mancha no es cosa fácil y no es para cualquiera. Este equipo, que lo hizo en relevos, se preparó por casi dos años e incluso, alguno de sus participantes tuvo una lesión en el hombro que en algún momento puso en peligro su participación. Enhorabuena a estos mexicanos que han demostrado que con trabajo y dedicación, cualquier meta es posible.

andy-king

Desde la Red…
Comentarios