Cell_phone_sexTreinta por ciento de los jóvenes de 17 años (en EEUU) con teléfonos celulares han recibido fotos o videos de carácter sexual, mientras que ocho por ciento han sido quienes los han enviado, de acuerdo a un nuevo reporte de Pew Research Center. Pero hay más: cuatro por ciento de los jóvenes entre 12 y 17 años admiten que han escrito mensajes de tono sexual o enviado imágenes de desnudos (total o parcialmente), a ellos mismos o a terceros. Otro quince por ciento dice haber recibido imágenes con contenido sexual explicito en algún grado.

Es importante hacer notar que los jóvenes que pagan sus propias cuentas de teléfono celular son más propensos a mandar mensajes sexuales explícitos (un 17%), mientras que aquellos que no los pagan o que pagan una parte de los gastos del celular apenas mandan mensajes eróticos (un 3%).

Pew Research encontró tres escenarios claves: el primero es cuando las parejas románticas de quinceañeros intercambian imágenes. El segundo cuando intercambian imágenes con otros compañeros. El tercer escenario es cuando la gente no está en una relación amorosa pero esperan estarlo pronto.  “Pienso que una de las mayores sorpresas en el estudio fue el hecho de que no había diferencia entre mandar o recibir imágenes explícitas sexualmente, con respecto al género. Hombres y mujeres actúan de manera idéntica“, dice Amanda Lenhart, una especialista senior de Pew Internet & American Life Project.

Lenhart describe que el uso de mensajes de texto es central en la vida social de los quinceañeros. A todo esto, la ley en los EEUU está tomando cartas en el asunto, de acuero a lo que reporta Pew. Algunos oficiales y abogados de distrito han empezado a acusar a los quinceañeros que crean y comparten tales imágenes sexuales explícitas bajo las leyes reservadas a productores y distribuidores de pornografía infantil.

En el reporte, Lenhart indica que el abogado de distrito de Pennsylvania amenazó con cargos a un estudiante de 17 años por haber mandado imágenes que encontró “provocativas“, asumiendo que el delito es por pornografía infantil, a menos que el infractor decida participar en un programa de cinco semanas (después de las actividades escolares), para corregir su comportamiento.

Mientras ocurre esto, los padres están buscando la manera de proteger a sus hijos. Compañías  como Content Watch están ofreciendo soluciones para controlar el uso de los teléfonos inteligentes.  En noviembre, Net Nanny lanzó un servicio móvil, para darle a los padres más herramientas para proteger a los quinceañeros de conductas inapropiadas, explotación, comunicación no deseada, mensajes e imágenes de contenido sexual, cyberbulling, malware y así como otros predadores en línea. La suscripción anual es de 29.99 dólares.

En diciembre, LG lanzó una serie de anuncios públicos usando el humor para tratar de convencer a los quinceañeros de no mandar fotos explícitas o mensajes de contenido sexual. La campaña Give It a Ponder nació después de una investigación privada de LG entre jóvenes y quinceañeros. “La investigación de LG mostró que uno de cada cinco quinceañeros recibe alguna fotografía de un desnudo vía mensajes de celular. Esto podría ser susceptible de calificarse como una forma de pornografía infantil“, dijo Ehtisham Rabbani, vicepresidente de estrategia de productos y marketing en LG Mobile Phones. “Nuestra campaña intenta hacer que los jóvenes ponderen su situación antes de jugar algún rol en este tipo de actividades sexuales. Nuestra meta es construir un ambiente precautorio y cambiar la manera de pensar sobre una actividad que aparentemente resulta inofensiva“.

Fuente: Yahoo!

Enlaces Patrocinados
Comentarios