Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

iron-man-hand00
No hay duda que en muchas ocasiones las películas de ciencia ficción sobre todo, plantean escenarios que con los años la tecnología llega a tener. Por ejemplo, ¿se acuerdan del Capitán Kirk llamando desde un dispositivo (que bien podríamos llamar celular), para que desde la nave lo teletransportaran a otro sitio? Pues bien, no podemos teletransportarnos aún, pero la idea de la comunicación a través del dispositivo celular parece haberse inspirado en esta fantasía de la televisión.

Pues bien, gracias a las impresoras 3D, hemos ya visto algunos esfuerzos por generar artefactos prostéticos para sustituir extremidades, por ejemplo. Los prototipos de esta naturaleza están cobrando interés y fuerza, pues no son exageradamente costosos y además, se pueden hacer rápidamente para probar ideas. Así, tenemos a Pat Starace, quien se inspiró en Iron Man, para crear una mano prostética que bien podría ser usada por niños que han perdido una extremidad.

Starace tiene unos 20 años en animatrónicos, por lo que conoce perfectamente la mecánica de los ligamentos en una mano, por ejemplo, lo que lo obligó a trabajar para que la mano tuviese todo invisible, de forma que fuese además, fácil de mantener y difícil de que se rompiese o bien, que requiriera mucho mantenimiento. El autor de esta mano ha pensado en todo, por ejemplo, en el diseño mismo, que hace que un niño logre una mejor autoestima al usar una mano prostética que es prácticamente idéntica a las del hombre de acero.

El sistema de Starace usa un Arduino y puede mover la mano incluso con instrucciones verbales, lo cual la hace aún más versátil. Cabe señalar que por ser una mano prostética para niños, el autor le puede incluir LEDs que iluminen de cierta forma la mano, o bien, que simulen el uso de un rayo laser.

La idea suena estupenda en muchos sentidos y Starace se tomó un par de días para imprimir todas las partes individuales. Sin embargo, esto es bastante más aprisa que lo que se tardan las empresas que se dedican a hacer manos prostéticas, en entregar sus trabajos. Sin duda este sistema tiene en el fondo una noble causa y es un ejemplo emocionante de lo que puede hacerse con una impresora 3D y con capacidades para generar circuitos electrónicos usando microcontroladores.

Referencias:

Pat Starace (Blog)
HackADay 

Desde la Red…
Comentarios