Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

kindle_sdk

Amazon ha hecho una gran campaña para que editores y autores vendan sus libros y revistas de manera digital, en el formato de Kindle, pero en un mes, aproximadamente, saldrá el Kindle Development Kit -KDK, el cual vendrá en fase beta, y permitirá a los desarrolladores de software crear una variedad de aplicaciones. Amazon ha confirmado ya la guía Zagat de evaluación de restaurantes, por Hallmark, así como una selección de juegos de palabras y acertijos, tales como Sudoku, de Sonic Boom. EA Mobile ya ha confirmado algunos juegos para el Kindle también.

De acuerdo al vicepresidente de Worldwide Publishing EA Mobile: “Al trabajar con Amazon buscamos llevar al Kindle los juegos más populares del mundo“. EA Mobile es un fuerte participante en la tienda de Apple con juegos como Scrabble y Need for Speed Shift, entre otros.

Amazon ofrece varios tipos de contenido, como son “libros para turistas, donde se sugieran actividades basadas incluso en el clima, libros de cocina que recomienden menúes basados en el tamaño de una fiesta o en alergias, además de juegos de palabras y pasatiempos“.

No es claro qué piezas de “contenido activo” (como Amazon lo ha nombrado), estarán disponibles para los usuarios fuera de los EEUU. Amazon ha mostrado ya que sus versiones internacionales del Kindle están limitadas contra lo que ofrece la versión local (la norteamericana).

Como sea, el gigante vendedor de libros ha dado ya algunas de las especificaciones para los desarrolladores que usen el KDK. El tamaño máximo de archivo será de 100 MBytes, comparado con el del iPhone (2 GBytes), resulta poco, pero el Kindle comparte la política de Apple de restringir a los usuarios la conexión inalámbrica para transferir activamente contenidos de más de 10 Mbytes usando la conexión 3G del dispositivo de Amazon. Archivos más grandes podrían ser transferidos vía USB.

Otra restricción incluye un veto a contenidos ofensivos, anuncios o mal uso de la información del usuario, así como un veto a programas que usen VoIP (voz por IP) y aplicaciones que sobrepasen las funciones básicas del Kindle.

Los desarrolladores podrán dar también actualizaciones y contenidos extra (menos de 1 Mbyte) de manera gratuita, pero estarán forzados a pagar por archivos de contenidos más grandes, los cuales pagarán el enlace con la red 3G. Los creadores de software podrán elegir entre una cuota única o un modelo de suscripción mensual por los contenidos.

Kindle es ciertamente el antecedente obligado de todos los demás lectores de libros electrónicos. Sin embargo, es evidente que tendrá que adaptarse a los nuevos tiempos para seguir siendo competitivo. Este paso dado por Amazon es casi un golpe inesperado a Apple, que aparentemente piensa entrar a este mercado con su iTablet, que ya muchos dan como un hecho. Se dice que el software de la tan especulada iTablet compartirá las aplicaciones hechas para el iPhone.

La tendencia natural es que el Kindle se convierta en algo más que un lector de libros electrónicos (quizás una especie de tablet), pues hay que aceptar que el éxito de la tienda App de Apple ha moldeado toda una manera de vender software, particularmente para este mercado emergente de dispositivos móviles, y la competencia no piensa rezagarse. De hecho, la iniciativa de Amazon plantea ya una tienda de aplicaciones al mejor estilo de la de Apple. No es coincidencia. Se sabe ahora que hay mucho dinero en este modelo de negocios y nadie quiere desperdiciar su oportunidad.

Fuente: SlashDot

Desde la Red…
Comentarios