atm00

Mucho se ha hablado de la problemática de los cajeros automáticos (ATMs), pues muchos de ellos trabajan con Windows XP y el soporte a este sistema operativo está por acabar. La realidad es que los bancos ya deben estar pensando desde hace tiempo las alternativas que tienen para mantener trabajando con eficiencia sus sistemas de cajeros automáticos y una alternativa, a la que han visto con buenos ojos, es la de usar Linux.

En Estados Unidos, la ATM Industry Association (ATMIA), en voz de David Tente, director ejecutivo de dicha organización, dijo que hay un sentimiento de desazón en esta industria por la decisión de Microsoft de terminar el 8 de abril con el soporte a Windows XP.  A los operadores de ATTM les gustaría sincronizar sus ciclos de actualización de hardware y software, pero es difícil de hacer esto cuando Microsoft es quien impone los tiempos para las actualizaciones de software. Como resultado de ello, “estamos viendo la posibilidad de usar sistemas operativos distintos a los de Microsoft para sincronizar nuestras actualizaciones de hardware y software”, dice Tente.

El interés en alternativas a Windows ya es un hecho en un pequeño número de operadores grandes, lo cual sería algo que impactaría seriamente a la industria. Windows XP tiene el 95% de las máquinas ATM en todo el mundo. Cuando Microsoft decidió cortar el soporte (que ocurrirá el 8 de abril próximo), lo que pasará es que los operadores estarán corriendo un sistema operativo obsoleto y sin soporte técnico por parte de Microsoft. De hecho, más de 400 mil máquinas ATM en los Estados Unidos usan Windows XP.

El propio Microsoft ha dicho que tales sistemas deben considerarse sin protección y se ha urgido a los usuarios de XP que migren a una nueva versión de Windows tan rápido como puedan. Ya muchos operadores se están moviendo a Windows 7, que es la siguiente actualización natural de Windows XP, pero otros están considerando Linux seriamente, indicó Tente. Cabe decir que antes de XP, las máquinas ATM usaban OS/2 de IBM.

Una nueva máquina ATM puede costar entre 15,000 y 16,000 dólares y los operadores piensan que el ciclo de vida de tales máquinas es de al menos 7 a 10 años. En algunos casos, las máqinas ATM pueden funcionar hasta 10 a 15 años. Para muchos operadores de ATM, el migrar a Windows 7 implica actualizaciones de hardware que añadirán dólares en el costo de la migración. Para colmo, los operadores en Europa tendrán que gastar aún más para soportar la tarjeta Europay Mastercard Visa (EMV).

Por su parte, Gray Taylor, director ejecutivo de Petroleum Convenience Alliance for Technology Standards (PCATS), dijo que casi el 30% de los puntos instalados de venta en tiendas de conveniencia y distribuidores de petróleo ya usan máquinas basadas en Linux. “Tiene sentido moverse a una plataforma abierta, como Linux, incluso en términos de la seguridad”, dice Taylor. “El talón de Aquiles de Microsoft es la seguridad de los datos”.

Windows XP y Windows XP embebido han sido la piedra angular de la presencia de Microsoft en el sector “retail” durante los pasados años, indicó Taylor, la versión embebida permitía operaciones a muy bajo nivel en el hardware. “Si yo fuese Microsoft, yo habría mantenido XP vivo por un par de años y hubiese puesto cuotas de soporte para escalarlo”, dijo Taylor y agrega “Microsoft tiene que servir a sus accionistas e invertir contínuamente en un sistema operativo ya muerto, no tiene sentido para ellos”.

Referencias:

ComputerWorld

Enlaces Patrocinados
Comentarios