Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Para aquellos inversionistas que confiaron en apostarle a la oferta inicial pública de Facebook en la bolsa de valores de Wall Street, las toneladas de dinero que esperaban por adquirir algunas de las acciones de esta poderosa compañía no llegarán pronto. Al contrario, las ganancias que Facebook debería estar generando se han estancado tanto que ha alejado a muchos inversionistas. Sin embargo, puede que la paciencia sea una virtud muy bien recompensada.

Parece que la debacle de las acciones de Facebook no es más que un fenómeno típico de las compañías que apenas ingresan a la bolsa de valores. Según los especialistas, todos los inversionistas que comiencen a retirar su dinero de Facebook debido a que por ahora no ven ganancias sustanciales son personas que no conocen lo que el término ‘largo plazo’ significa. Christian Bertelsen, jefe de la oficina de inversiones de la firma internacional de Capital Privado, dice que “todos aquellos que esperen un poco más serán más que recompensados.”

Bertelsen afirma que aquellos que esperan ver resultados deberán aguardar tres o cuatro años. Según el especialista, Facebook es un producto manufacturado en la era en que las PCs dominaban el internet. Sin embargo, ahora la compañía lucha por averiguar formas de obtener ganancias de sus aplicaciones para dispositivos móviles alrededor del mundo, una vez que se haga eso, las ganancias comenzarán a fluir de manera automática.

“La transición de computadoras de escritorio a dispositivos móviles ha sido  será muy dolorosa para Facebook”, afirma el analista Colin Sebastian. “Facebook es una inversión especulativa,” pero segura.

Los especialistas se remiten al caso de Amazon cuando en 1997 se volvió pública y todos se apresuraron en apostarle su dinero en la bolsa de valores. Al principio, al ver el desastroso comportamiento de la compañía en el aspecto financiero, todos pensaron que el asunto de los negocios por internet sería algo pasajero y que la prueba estaba allí. Tiempo después; sin embargo, la compañía se recuperó y creció de una manera tal que ahora es la tienda virtual más grande y exitosa del planeta.

Aún queda mucho tiempo para invertir 38 dólares por acción de Facebook. En este juego, la paciencia será una aliada muy importante en el mundo de las finanzas. Si bien el anuncio de la oferta pública inicial de esta compañía fue un tanto torpe, su ascenso se presume inevitable y monumental. El mundo móvil es la clave.

Referencias: Yahoo Washington Post

Desde la Red…
Comentarios