Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La ONU exige a los gobiernos mayor vigilancia a internautas para evitar actividades terroristas a través del anonimato que ofrecen las redes sociales y las plataformas de internet. De acatarse esta exigencia, todo tipo de datos, conversaciones, fotografías, videos, entre otras cosas, podrán ser monitoreadas indiscriminadamente, minando aun más la confianza de los usuarios respecto a su privacidad.

De acuerdo a un reporte de 148 páginas presentado durante una conferencia de la Oficina de Drogas y Crimen de las Naciones Unidas, UNODC por sus siglas en inglés, los grupos terroristas y cédulas criminales alrededor del mundo utilizan con mayor frecuencia sitios como Youtube, Twitter, Facebook y Dropbox para esparcir sus ideas a través de propaganda de fácil acceso.

El bajo costo de la utilización de estas redes fomenta el crecimiento de estas actividades mientras que el anonimato cubre la identidad y ubicación de importantes grupos criminales que luchan por destruir los intereses que conforman el mundo libre. Por otro lado, el reporte indica que la falta de una estructura internacional establecida es un obstáculo para que agencias gubernamentales puedan combatir eficazmente esta amenaza virtual.

Hasta ahora, sólo algunos países de Europa occidental han firmado una ley conjunta de retención de información que exige a los proveedores del servicio de internet compartir datos sensibles que podrían llevar a la detención de criminales.

Este reporte también aconseja a los servicios de mensajería instantánea y telecomunicaciones a través de internet (VoIP) como Skype mantener un constante monitoreo que facilite conversaciones enteras de todos sus usuarios a organizaciones que necesiten un registro completo de toda la actividad de algún sujeto en específico.

El resto del informe presentado por la UNOCD puede ser consultado desde aquí.

Esta iniciativa puede significar el fin del internet como lo conocemos. El abuso de las políticas de privacidad y la ambigüedad legal que el ciberespacio supone no son más que campo fertil para que organizaciones internacionales puedan hacerse de información vital que cualquiera de nosotros consideraría sensible y, por ende, privada. El concepto del Gran Hermano que observa todo es un fenómeno cada vez más probable.

Referencias: GeekoSystem, CNET.

Desde la Red…
Comentarios