Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los profesionales de la música van ahora tras el iTunes y Amazon en búsca de más dinero. De acuerdo a la Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores (American Society of Composers, Authors and Publishers – ASCAP, por sus siglas en inglés), la Broadcast Music Inc. (BMI) y otros, creen que los vendedores de música en línea deben pagar a los profesionales de la industria por la música contenida en películas y programas de televisión bajados de la red, por los ejemplos de canciones de treinta segundos y por la música ejecutada en las estaciones de radio por internet. Según estas instituciones, todo esto cuenta como presentaciones públicas y merecen recibir una compensación monetaria.

Veamos los diferentes casos:

1. Los ejemplos de música de 30 segundos

iTunes permite a sus usuarios escuchar un corto pedazo de una canción antes de que el consumidor decida comprarla y de hecho es algo que es incluso más fácil de hacer en el iTunes 9. Los profesionales de la música argumentan que estos ejemplos cuentan como presentaciones públicas. Apple les debe entonces, a los que tienen los derechos de las piezas musicales, un pago de regalías por cada vez que alguien escucha esos 30 segundos de música ejemplo.

Lo que se les olvida a estos profesionales de la música es que el escuchar 30 segundos de alguna canción puede ayudar a que el consumidor decida finalmente comprarla. En realidad estos 30 segundos no significan que el usuario haya escuchado la canción de forma gratuita, sino que es una forma de ayudar a decidir si la compra la hará o no. Si los profesionales de la música logran torcerle el brazo a Apple, dos cosas pueden suceder: que los precios del iTunes se incremente o que las muestras de 30 segundos desaparezcan. En ambos casos esto resultará en menos ventas de canciones, en menos cheques de regalías para la industria de la música.

2. Pago por la ejecución en radio por internet

Hay maneras en iTunes de escuchar estaciones de radio por Internet. La realidad es que no es una opción muy popular por la baja calidad del sonido. Por ende, ¿por qué iTunes estaría obligada a pagar por esta característica? Apple está siendo solamente una especie de conducto para las estaciones de radio y no es la fuente de las transmisiones. Si los editores de música quieren su parte de dinero en esto, deben entonces reclamarle a las estaciones de radio. Ahora bien, si Apple desaparece esta característica del iTunes probablemente nadie se esté perdiendo de nada.

3. Pago por descargas de películas y programas de TV

La industria de la música argumenta que cada vez que alguien baja un programa de TV o una película, los músicos deberían recibir un pago. Esto suena razonable pero los músicos argumentan que descargar un episodio de TV es lo mismo que verlo en la TV.

Cuando un contenido se transmite por TV o en una pantalla de un cine, los músicos perciben regalías porque esto se considera una actuación pública. Sin embargo, cuando uno compra un video y lo descarga muchos profesionales no reciben nada por la música que han creado.  Esto pasa porque compositores poco conocidos frecuentemente no reciben regalías directamente por la creación de la música, con la esperanza de que puedan recibir mejores ingresos por la exhibición pública de dichas películas. El problema es que con la llegada de las descargas digitales, las presentaciones públicas tienden a desaparecer.

El problema en el fondo es que comprar de iTunes o de Amazon no es tan diferente a comprar un DVD en una tienda físicamente. Es cierto que es más fácil a veces hacerlo por Internet pero al final de cuentas el resultado para el consumidor es el mismo. Si los creadores de música quieren regalías por los contenidos encontrados en DVDs y películas digitales, deberían negociar con los estudios cinematográficos y las cadenas de televisión, no con Apple y Amazon.

Fuewnte: Yahoo

Desde la Red…
Comentarios