Después de que el Papa Benedicto XVI aprobó las redes sociales, parece ser que la Iglesia Católica está dispuesta a incorporar la tecnología un poco más a fondo. No veremos una versión de Angry Birds que incluya a una paloma blanca, pero sí una aplicación que ayude a las personas a practicar su fe desde el retina display.

Confession es una aplicación para iPhone que ha sido aprobada por la Iglesia Católica en Estados Unidos, sin embargo esta no podrá reemplazar al tradicional confesionario. Los feligreses podrán utilizarla para el proceso de confesarse pero al final deberán ir con un sacerdote para que los absuelva. A lo mejor una buena estrategia para muchos regresen a las iglesias.

Patrick Leinen de Little iApps, la compañía que creó Confession, asegura que lograron que una persona regresara a la iglesia después de 20 años. A tan sólo $20 pesos en la App Store, el servicio asiste a los creyentes con instrucciones para llevar a cabo el sacramento y un exámen de conciencia, por supuesto toda la información se protege con una constraseña. Existe diferentes apps para llevar a cabo este procedimiento, sin embargo ésta cuenta con una aprobación un poco más oficial.

Fuente: Time, Yahoo! News

Enlaces Patrocinados
Comentarios