Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Con casi media década en la incubadora, por fin Sony saca su “heavy hitter” o su bateador de poder, y nos promete una experiencia de FPS en consola como nunca se ha visto, estamos hablando de Killzone 2, ¿será esto cierto? Pues averigüémoslo.

De aquel tráiler que hizo que babeáramos un par de años atrás en el E3, porfin ya tenemos el juego en nuestro poder y puedo empezar diciendo la primera impresión que tuve simplemente al poner el juego en el PS3. ¡WoW!, Visualmente las gráficas es de lo mejor que he visto en consola y a veces superior a lo que consideraba mi estándar MGS 4(Metal Gear Solid 4:Guns of Patriots), la presentación le da al ojo un festín sangriento, pero antes de hablar de cómo se ve, tengo que enfocarme en la parte más importante, como se juega.

La historia es simple, dentro del espectro de un FPS(First Person Shooter ó Gatillero en Primera Persona) , en la primera entrega de esta saga la batalla se desarrollaba en Vekta (planeta fiel a la Tierra) entre la raza humana y los Helgast.  En KillZone 2,  los papeles se han invertido ya que en esta ocasión los hombres tendrán que pelear contra estos mutantes invasores en Helgan, su propio hogar, básicamente ahora tu eres el invasor.

La campaña ofrece unas 10 horas robustas de lo mejor que los Helgan nos pueden ofrecer como enemigos,  divididas en misiones con diferentes objetivos, aunque ya en estos momentos, es muy raro que un juego no tenga Co-op (modo cooperativo), pero en el caso de Killzone 2 no le quita absolutamente nada al juego, pero estaría interesante desafiar la campaña acompañado de algún amigo.  Las armas son lo que uno puede esperar en un shooter con tinte militar, metralletas, rifles de francotirador, rifles de asalto, etc. Pero las animaciones, sonidos y potencia de estas últimas me dejaron muy satisfecho, el engine (o motor) hace que se las muertes se sientan divino haciendo que las armas se “sientan” poderosas. Hay algunas armas “esotéricas” características como un lanzallamas, o una bolt gun (dispara rayos),   son divertidas para jugar, pero no tan efectivas como el rifle estándar IS.

Un shooter sin multiplayer es básicamente, un juego prácticamente muerto. (A menos que seas Bioshock y seas TAN buen juego que la falta de multiplayer no sea necesaria). En el caso de Killzone 2 se llama Warzone, y tiene los modos ya conocidos por todos, Deathmatch (Lucha a Muerte), Team Deathmatch (Lucha a muerte en equipos) , etc.  Y con el sistema de clases y de ir subiendo de nivel con cada match, ir personalizando tu personaje, poniéndole las armas que quieras y tus preferencias puede llegar a ser adictivo. Empieza un poco lento pero una vez que ganas puntos y abres habilidades de ciertas clases, el juego realmente se abre. Los modos de juego cambian de manera muy fluida es muy divertido estar jugando Assasination y luego un juego de Search and Destroy cambiando la dinámica del juego y manteniéndolo entretenido. El sistema de clases no es algo nuevo pero está muy bien hecho en Killzone 2.

Si tú eres de aquellos que le buscan sacar el mayor kilometraje a sus juegos Killzone 2 no decepciona. La campaña es corta pero hay muchos incentivos para volverla a jugar, mientras que el modo de multiplayer es un regalo que sigue dando.

Muy importante este no es un juego para menores de 18 años, y empiecen en juego con cautela, inclusive para veteranos de los FPS, el nivel de los enemigos es muy gratificante como puede ser frustrante.

Es una exclusiva de Playstation 3, está disponible a partir de ya! y su precio está entre los 800 y 1000 pesos dependiendo la tienda donde lo compren.

Y en resumidas cuentas lo recomiendo ampliamente, Sony puede haberle dado al clavo con uno de sus títulos exclusivos. Nos vemos en la zona de guerra.

Desde la Red…
Comentarios