Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

mitnick.JPGKevin Mitnick es quizás uno de los hackers más conocidos en el mundo. De joven fue fugitivo de la justicia norteamericana y finalmente fue capturado y enviado a prisión por sus habilidades técnicas aunque probablemente más por su maestría en la ingeniería social, es decir, el arte de manipular a la gente para que hagan lo que uno quiere, tal como dar contraseñas e información privilegiada de alguna red.

Mitnick y un panel de otros hackers discutieron sus trucos de ingeniería social e hicieron demostraciones en vivo en la conferencia Live HOPE (Hacker on Planet Earth – Hackers sobre el planeta Tierra), el sábado pasado. “Todo ocurrió hace más de cinco años” y ya que el status de las limitaciones que me impusieron ya pasaron Mitnick agregó: “nunca he dicho que no merecía ser castigado, pero realmente creo que se excedieron al ponerme en confinamiento solitario por ocho meses”.

Mitnick, liberado en el 2001 después de servir cinco años de sentencia en la cárcel, anunció que había sido contratado para escribir la historia de su vida y mostró un avance de una serie del tipo reality, para la televisión (que está aún en desarrollo), en donde el pondría a prueba redes corporativas intentando entrar a ellas de manera ilegal, desde luego. Hoy día Mitnick tiene una firma de consultoría sobre seguridad computacional.

Reconocido como “el hacker más peligroso en el mundo”, a Mitnick se le puso en confinamiento solitario y se le prohibió incluso el uso del teléfono después de que el fiscal convenció al juez que él tenia la habilidad de iniciar una guerra nuclear silbando a un teléfono público. Mitnick, evidentemente no hizo nada de eso, pero en su conferencia habló de cómo escuchó las conversaciones telefónicas del FBI durante los tres años que lo evadió. También demostró como se puede ver los teléfonos de quienes llaman en el identificador de llamadas incluso cuando el teléfono que genera la comunicación lo bloquea.

Mitnick y el organizador de HOPE, Emmanuel Goldstein (que si no mal recuerdo es el editor de la revista 2600, que es la frecuencia del “break” de las redes telefónicas en los EEUU), intercambiaron historias acerca del uso de la ingeniería social para obtener identificaciones y directorios de los trabajadores de las oficinas centrales de las diferentes compañías telefónicas. El “peligroso” hacker mostró a los asistentes a su conferencia el cómo usar la ingeniería social con trabajadores de una compañía telefónica en Hollywood a la mitad de la noche. Goldstein a su vez mostró en vivo el engaño que le hizo a un empleado de Starbucks

Desde la Red…
Comentarios