placa-fantasma00

En la ciudad de México, la flamante CDMX del Dr. Mancera, se ha implementado de unos meses a la fecha, un programa para supuestamente, reducir la cantidad de accidentes -incluso los mortales. Para ello decidieron crear un nuevo reglamento de tránsito y además, contrataron a una empresa externa (el llamado outsourcing), que se encargaría de colocar dispositivos para hacer fotomultas. Si usted va por el segundo piso del periférico podrá ver una serie de cajas grises, las cuales toman fotos cada cierto tiempo. Se supone que este tipo de aparatos tienen un radar el cual lanza una señal que rebota en el auto y al rebotarla pueden medir qué tan rápido va. Cabe señalar que para medir la velocidad de un automóvil se requiere de dos referencias: en el momento que empieza la medición y después una segunda medición, para comparar el tiempo que ha pasado y la distancia recorrida. Un auto que va a más velocidad que la permitida aparecerá más lejos y el radar puede medir estas diferencias.

En el segundo piso, estos radares que toman fotomultas, parecen no ser muchos e incluso se dice que algunos son meramente señuelos. No lo sé. Lo que sí sé es que Mancera ha llenado la ciudad con letreros de advertencia de posible fotomulta, de radares en operación y en límites de velocidad que realmente parecen poco pensados. Por ejemplo, en muchas vías el límite máximo es de 50 kms/hora mientras que en las vías rápidas es de 80 kms/hora. No respetar los límites puede convertirse en una multa costosa, aunque ante las críticas de la ciudadanía, Mancera ha dicho que si se paga en los primeros diez días, se le hará un descuento del 80% para probar que no hay un afán recaudatorio.

Pero aparte de los dispositivos de fotomultas instalados por ejemplo, en el segundo piso del periférico, también hay aparatos portátiles que llevan algunos policías. Por Bulevar de la Luz, en el pedregal de San Angel, se pone un uniformado con su juguete de fotomultas a eso de las 12 del día. Y toma encantado un sinfín de fotos porque la velocidad máxima en esas calles es de 50 kms/hora. No dudo que ya tengan un buen número de multas. Es importante sin embargo señalar que la autoridad debería indicar en qué horas y por cuanto tiempo se pone el aparato de las fotomultas. La autoridad no puede estar al acecho, a escondidas, a ver a quién agarra infraganti. Eso no es de la autoridad porque con ese criterio, pues entonces no tendría porqué ir uniformada la policía ¿verdad?

Pero desde luego, este tipo de acciones, que molestan a la ciudadanía porque siempre nos hace pensar que buscan solamente sacarnos dinero, tiene alguna reacción. Hace tiempo supe de alguien que había implementado un aparatito que se ponía junto a las placas y cuando el automovilista quería evadir las fotomultas, apretaba un botón y la placa del auto, en lugar de estar de forma vertical, se ponía de forma horizontal, de manera que el dispositivo de fotomultas simplemente no podía ver la placa. Este mecanismo aunque efectivo, es sin duda costoso. Sin embargo, hallé por error un sitio llamado https://placafantasma.com, el cual vende unas micas que se colocan sobre la placa del automóvil y el dispositivo de fotomultas, al querer tomar la foto, sale una imagen brillante, como un flashazo, en donde no se distinguen los números y letras.

La empresa que vende estas micas, así como un spray que tiene el mismo funcionamiento que la mica en cuestión, indica en su página: “Placa Fantasma® promueve el respeto a los límites de velocidad, el uso del cinturón de seguridad y el correcto mantenimiento de los vehículos. Nos dirigimos a los automovilistas que no tienen la intención de rebasar los límites de velocidad pero que se enfrentan a eventualidades fuera de su control como ignorar el límite por falta de señalamientos o ser captado erróneamente por cámaras que no reciben mantenimiento y una correcta calibración”.

El costo de las micas y el spray se da en diferentes paquetes. Por ejemplo, por 2,200 pesos se obtienen 3 micas y el spray. Se puede conseguir una mica y el spray por 1,300 pesos y por 700 pesos el spray solamente. La mica sola cuesta también 700 pesos y se supone que engaña al aparato de las fotomultas convencional para evitar así infracciones injustas, cosa que en este país es algo más común de lo que pensamos.

Dice la empresa que son una compañía legalmente constituida y cuando les pregunté, me informaron que no es ilegal este tipo de micas y sprays para evitar que los aparatos de fotomultas hagan su trabajo. ¿Será cierto? ¿No estamos ante el caso de hecha las ley, hecha la trampa?

Referencias:

Placa fantasma 

Enlaces Patrocinados
Comentarios