Flappy Bird fue removido por tu propio bienEste fin de semana, el desarrollador vietnamita Dong Nguyen reveló que su famoso juego Flappy Bird, que había alcanzado una popularidad inusitada, sería retirado de las tiendas de apps donde estaba publicado, pero no reveló la razón exacta para hacer esto. Esto cambió el día de hoy tras una entrevista.

Nguyen habló con Forbes respecto al repentino éxito que tuvo son su software. Dong, quien tiene diferentes apps publicadas en las tiendas Google Play y App Store, ha sido criticado y aclamado por miles de personas; algunos creen que el desarrollo de Flappy Bird no tiene méritos, mientras que otros admiran el destino que alcanzó este software en poco tiempo.

Según Dong, el juego había sido creado para que las personas lo utilizaran en sus momentos de relajación, pero esto se tornó en una situación completamente distinta cuando las personas comenzaron a hacer notar lo difícil y frustrante que podía llegar a ser este título.

“Resultó ser un producto adictivo, creó que se ha vuelto un problema. Para resolver ese problema, es mejor remover Flappy Bird. Se ha ido para siempre…no creo que sea un error, lo he pensado bien…muchas gracias por haber jugado mi juego”, dijo Nguyen a Forbes.

Como lo hace notar la publicación, Dong ahora tiene mayor confianza en sí mismo y cuenta con la libertad de publicar las apps que desee, pues se mantiene como un desarrollador independiente; aun así es difícil imaginar que una persona renuncie a una aplicación que le generaba alrededor de 50 mil dólares diarios de ingresos gracias a la publicidad que se mostraba a los usuarios.

Dong también negó los rumores que indicaban que Nintendo lo había amenazado con una disputa legal por el hecho de haber utilizado los famosos tubos verdes de Mario Bros. en el escenario de Flappy Bird, asimismo, afirmó que desde el éxito de su juego, no había podido dormir bien y pasó los últimos días “desconectado” de Internet, relajándose.

El caso de Nguyen parece mostrar que este hombre de 29 años de edad tiene una gran conciencia respecto a los efectos de su creación, aunque en realidad podría ser más adecuado pensar que cada usuario es responsable de lo que está consumiendo.

Por ahora, quienes no hayan descargado Flappy Bird – que, por cierto, fue publicado en la App Store de Apple desde mayo de 2013 – pueden probar estas alternativas.

Referencia: Forbes

Enlaces Patrocinados
Comentarios