En el sitio de Wet Republic, como ya reportamos, apareció una foto de una chica en bikini en donde se observaba que le habían pintado barba y un parche negro en el ojo. Además había el siguiente mensaje escrito en la imagen: “It’s all out war.”

Uno no esperaría que alguien publicara una foto así, sobre todo si se trata de anunciar un club de baile que tiene además una alberca en donde se puede seguir la fiesta. Parecía pues ser una travesura de un hacker. Pero fue la paranoia de la convención DefCon en donde los hackers hicieron gala de su presencia. La realidad es que la foto fue parte de una campaña comercial y no un hackeo.

Los hoteles de Las Vegas, en particular el Caesars Palace, donde se llevaba a cabo la conferencia, fue advertida de posibles hackeos y se instruyó al personal de algunos hoteles a ser muy cuidadosos con USBs encontrados o con peticiones para que el hotel imprimiese archivos de los huéspedes que estaban alojados en esas memorias. Y es por eso que hubo quienes se creyeron el hackeo del sitio Wet Republic. La paranoia se apoderó de ellos.

Hackers vandalizan sitios web en Las Vegas

Hakkasan, quien fue parte de los anfitriones en el evento del MGM Grand, dijo que el “vandalismo” de la página en Wet Republic, era un anuncio para un concurso de temporada de bikinis, que se lleva a cabo desde el 2015. Así pues, no hubo hackeo alguno, era una simple campaña publicitaria. Hakkasan aclaró que ningún dato del sitio web mencionado quedó comprometido.

Lo interesante es que la etiqueta de hackers, la mención de una conferencia especializada en hackeo como DefCon, pudo promover la idea de que estos personajes habrían hecho alguna travesura cibernética, y entonces se cumpliría una vez más la frase de Nimzowitsch, gran maestro de ajedrez, que en otro contexto dijo: “La amenaza es más fuerte que su ejecución”. No cabe duda que se aplica en este caso.

Referencias: CNET 

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios